23 de abril

No pasa habitualmente que tengamos un 23 de abril (fecha en la que se entrega el Premio Cervantes en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá) y, mucho menos, que además se celebren los 400 años de la muerte «oficial» del más ilustre vecino de nuestra ciudad; Don Miguel de Cervantes.

Se trata de algo que merece ser celebrado y que debería dejar poso en el recuerdo de los que lo han vivido y anhelo por vivirlo a aquellos que se lo han perdido. ¿Ha sido así en esta ocasión?

Lo cierto es que me parece que se han hecho muchas cosas bien pero este 23 de abril se va a recordar como un fogonazo; como un fuego artificial que ilumina el cielo y petardea nuestros oídos durante un breve instante. El actual gobierno municipal no parece haber dispuesto del tiempo, el dinero y la imaginación necesarios para convertir este 23 de abril en un punto y aparte, en un comienzo de algo renovado, un punto de partida para la ciudad. No, no ha sido así. Las circunstancias se han confabulado contra Alcalá.

Hemos tenido mala suerte. Primero con un gobierno municipal anterior negado con la originalidad y que dejó un agujero en las finanzas del Consistorio tan grande como Júpiter y un nuevo equipo de gobierno con muchas más ganas que capacidad de resolución y, además, sin dinero.

Estos eventos se preparan con muchísimo tiempo. Unos meses han dado para lo que han dado. No me ha parecido mal pero, sin duda, este 23 de abril debería haber marcado un antes y un después en las celebraciones del San Jorge / entrega del Cervantes / muerte de Cervantes.

Somos una ciudad con un enorme potencial que sigue sin ser explotado. Parece que los políticos no saben y los privados no podemos solos.

O las cosas se planean, piensan, planifican y resuelven con tiempo, capacidad (y dinero) o esta ciudad nunca pasará de ser esa vieja olvidada al este de Madrid. Ciudades como Aranjuez, El Escorial y Chinchón, tienen muchísimo más atractivo para el turismo internacional de interior que Alcalá, por no mencionar las capitales cercanas como Toledo, Segovia o Ávila… o espabilamos o nos lo perdemos.

(Artículo publicado el 23 de abril de 2016 en la App de Portal Local)

Deja un comentario