Ayuntamiento Versus Elsan-Pacsa

Ha pasado desapercibida una noticia local, aunque haya sido publicado en El País y en La Vanguardia, sobre que UPyD ha presentado determinada documentación de Alcalá de Henares que le ha permitido formalizar su presencia en la investigación que el juez Ruz, de la Audiencia Nacional, mantiene sobre la “trama Gürtel”.

Se trata de documentación que une al Ayuntamiento de Alcalá, al PP, a una empresa constructora y a una empresa de la trama empresarial de Gürtel, tal y como aparece en la denuncia.

Las cosas no pasan de sospechas y el tema no parece ser sencillo de explicar. De hecho, después de leer las noticias no me ha quedado muy claro ni la vinculación ni su relevancia.

Sin embargo, escarbando un poco, sí puedo ver que las sospechas tienen la suficiente consistencia como para que sea un juez el que dirima si existen responsabilidades o no y, si hubiese culpables, quiénes son.

Esta es la historia que conozco contada a mi manera. Todo muy presunto, no quiero culpabilizar a nada ni nadie, voy a narrar lo que conozco.


La empresa constructora Elsan-Pacsa resulta adjudicataria de un contrato para la reforma de la red de agua potable de la ciudad. Esto ocurre en agosto de 2002 con el socialista Peinado en la alcaldía. Posteriormente, en 2004 y 2006, el gobierno del popular Bartolomé González, amplía el contrato. En abril de 2007, un mes antes de las elecciones municipales, el Ayuntamiento de Alcalá realiza un acto de presentación de las obras, aunque los informes de recepción son del mes anterior.

Ya en 2010, la empresa Elsan (que sufre entretanto un cambio de denominación social), reclama al Ayuntamiento el pago de poco más de 21.000 euros, en concepto de trabajos publicitarios vinculados a la contratación comentada. El Ayuntamiento no lo pagó con silencio administrativo negativo y la empresa presentó un recurso contencioso administrativo. En junio de 2013, el juzgado rechaza las pretensiones de la empresa Elsan. Sin embargo, en la documentación aportada por todas las partes al proceso, aparecen los elementos que desencadenan las sospechas de cualquier persona que los analice.

El Servicio de Infraestructuras Urbanas, dependiente de la Concejalía de Medio Ambiente, siendo Jesús Domínguez Picazo concejal, redacta un informe en julio de 2008 en el que detalla y justifica el proyecto de renovación de la red de agua potable, según los trabajos realizados por la constructora. Al detallar los valores de las obras, uno de los conceptos es el de “Publicidad” por un importe de 88.013,14 euros (102.095,24 euros con IVA). Llama la atención la aparición de este concepto y llama más la atención que la empresa sólo reclamara al Ayuntamiento el pago de 21.149,57 euros siendo más de 100.000 el total aprobado por los técnicos municipales.

El informe de la Concejalía de Medio Ambiente detalla los conceptos de los gastos publicitarios: carteles de obra, anuncios en prensa, cuñas radiofónicas, dípticos y una presentación audiovisual…

En el informe aparecen las pruebas de los anuncios realizados, del díptico repartido en los domicilios de la localidad, fotos de los itinerantes carteles de las obras y las facturas de los proveedores. Esas facturas corresponden a los gastos especificado pero llaman la atención dos de ellas, las correspondientes a la empresa Versus Comunicación. Esta empresa apareció referida en las investigaciones del juez Ruz sobre una campaña de “coste desproporcionado” contratada por López Viejo, cuando era concejal del Ayuntamiento de Madrid.

Una de esas dos facturas (de 47.891 euros, 55.554 euros con IVA), de fecha 14 de mayo de 2007, refiere la presentación que se realizó del proyecto. El problema es que el listado de ítems no coincide con la presentación realizada en la sede de la concejalía de Medio Ambiente. Aparecen en esa factura mil vatios de sonido, tres micrófonos, sistema de distribución de sonido para la prensa, edición de vídeo, postproducción, locución, una pantalla de plasma de 71 pulgadas (175×98 cm), una moqueta azul ceniza de 500×200 metros y tarima en módulos enmoquetada en amarillo melocotón…

El 19 de mayo de 2007, la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, participó en un mitin del PP junto a la parroquia de San Isidro en Alcalá. El mitin fue sonado porque participó Francisco Álvarez Cascos, que estaba apartado de la política desde la derrota del PP en las Generales de 2004, y el alcalde y candidato local, Bartolomé González. En ese mitin aparece una pantalla gigante de plasma y todo el templete está enmoquetado en color azul y naranja, los colores utilizados por el PP en esa campaña electoral.

El resto de valoraciones e investigaciones, las tendrá que hacer el juez Ruz de la Audiencia Nacional.

Deja un comentario