El escándalo del Concierto «botellón» (I)

Al grano y recapitulando.

  • Iván Álvarez contacta con Twitter con el alcalde de Alcalá, Bartolomé González,en una fecha indeterminada de 2011 con la petición de organizar un concierto de Hip-Hop.
  • La propuesta cuaja y Álvarez mantiene reuniones con Bartolomé y con el concejal de festejos, Marcelo Isoldi.
  • Se pone en marcha la organización y se acuerda realizar un concierto benéfico cuya recaudación se destinará a los afectados por el terremoto de Haití.
  • Se promociona el concierto benéfico «Rumbo a la Esperanza» durante la primavera de 2011.
  • Se celebra el concierto el 23 de julio de 2011.
  • Pasan más de dos años.
  • En 2013, tras muchos meses de peticiones infructuosas, el Equipo de Gobierno permite a los concejales de UPyD revisar facturas de publicidad del Ayuntamiento de Alcalá.
  • El Grupo Municipal de UPyD anuncia, el 5 de noviembre de 2013, que el Equipo de gobierno gastó 18.874,74 euros en la promoción del concierto benéfico «Rumbo a la Esperanza», en dos medios de comunicación local.
  • En la misma nota de prensa, los concejales de UPyD avisan que la Embajada de Haití no tiene noticia ni de la celebración del concierto benéfico ni de la entrega de ningún dinero desde Alcalá de Henares.
  • Pasan casi 4 meses en los que ni el equipo de gobierno de Javier Bello, ni la oposición hacen nada. Personas implicadas en la celebración del concierto siguen, durante este tiempo, ocupando su puesto en la concejalía de festejos bajo las órdenes de Virginia Sanz.
  • En el mes de febrero de 2014, Marta Viñuelas entrega un informe municipal con todos los datos sobre el concierto a los grupos de la oposición en una comisión.
  • El 14 de febrero de 2014, el mismo grupo municipal de UPyD, denuncia que se gastaron casi 50.000 euros en la promoción y organización del concierto y que se recaudaron algo menos de 6.300 euros, como resultado del análisis de la documentación aportada. Además, vuelven a recordar su denuncia inicial; no existe constancia de la entrega del dinero de la recaudación al objeto benéfico que fue anunciado en su día.
  • El informe municipal desglosa todos los gastos entre los que se incluyen billetes de avión, comidas para 134 personas, 200 litros de cerveza y 20 tortillas, 20 platos de jamón, 20 platos de queso, 20 empanadas y 20 platos de patatas y frutos secos… y describe como los artistas pidieron más, como no se les atendió, compraron por su cuenta y entre varias hechos indignos de ser repetidos, asegura que se consumieron sustancias estupefacientes en los camerinos.
  • Los concejales de UPyD piden aclaración sobre el destino del dinero y sobre las circunstancias que rodearon la organización.
  • El lunes, 17 de febrero de 2014, la portavoz municipal, Marta Viñuelas, asegura en rueda de prensa que entre la documentación aportada a la oposición, figura un «recibí» firmado por el promotor/organizador de 21 años, Iván Álvarez, en el que se asegura que éste recibe la recaudación del concierto y que se compromete a ingresarla en la cuenta corriente del evento. Con eta explicación zanjaba la pregunta sobre el destino de la recaudación.
  • El martes, 18 de febrero, UPyD vuelve a pedir que se aclare el destino del dinero recaudado porque la Embajada de Haití afirma no haber recibido nada e Iván Álvarez asegura que no firmó el recibí y que no le entregaron el dinero.
  • El miércoles, 19 de febrero, UPyD destaca que el titular de la cuenta corriente es el propio Ayuntamiento y pide confirmación oficial de que el dinero se ingresó allí.
  • Lunes, 24 de febrero. En la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, la portavoz municipal, Marta Viñuelas, cambia radicalmente la historia de la semana anterior. Asegura que el recibí es de redacción confusa y que, efectivamente, no se entrega el dinero a Iván Álvarez. Sin embargo, declara que el responsable de la recaudación no era el ayuntamiento sino el chico de 21 años.
  • También asegura que está todo en manos de los servicios jurídicos y que “nos reservamos las posibles acciones judiciales a emprender”.
  • Poco después el Equipo de Gobierno asegura que se ha abierto un procedimiento de “información reservada”, primer paso para la posible apertura de expediente sancionador a algún empleado municipal.
  • El alcalde declara, sobre la investigación de este asunto; «Llegaré hasta el final con todas las consecuencias».

Hasta aquí, un resumen de los hechos. En la parte siguiente, vamos a tener que leer entre líneas y a aportar algunos elementos que convierten a este hecho en un verdadero escándalo por el que más de uno debería abandonar la vida pública, el supuesto “servicio a los ciudadanos” y, probablemente, enfrentarse a algún mal trago judicial.

Deja un comentario