El loco soy yo

Comienzo a escribir este artículo con indignación, lo que no suele ser buen augurio. Casi pretendo que sirva como bálsamo de mi enfado con los políticos de Alcalá. ¿Con todos? Pues sí, con todos. Ninguno queda libre.

Bien es cierto que el tema que tanto enciende mis meninges no subleva a todo el mundo tanto como a mi. Llevo años desarrollando un especial interés por el tema que ahora eclosiona (¿diré explota?); el separatismo catalán.

Tuve la suerte, hará unos de 15 años, de trabajar conjuntamente con varios jóvenes (entonces éramos todos jóvenes) catalanes en una empresa en Madrid. Aparte de las fructíferas horas de trabajo, también se produjeron visitas a los bares y restaurantes cercanos que nos permitían cierto solaz. En esos momentos, en los que la charla divaga y se habla de muchas cosas, en alguna ocasión se habló de España y de Cataluña. Para mi pasmo, mis interlocutores catalanes me señalaban lo maltratados que se sentían, el dinero que su región perdía por el hecho de pertenecer a España y, como cima de la digresión, me aseguraban que si queríamos que Cataluña fuera España, el catalán debía ser como el español y enseñarse en todas las regiones de España…

Ya entonces, en jóvenes que si vivieron el franquismo fueron durante los últimos cinco minutos de su agonía, estaba implantado el gen nacionalista del “España nos roba”. La evolución del nacionalismo catalán desde aquellas charlas ha sido exponencial basada en la misma sarta de memeces y mentiras que, ya por entonces, se utilizaban.

No quiero abrir la espita del análisis de la política nacional durante los gobiernos de González, Aznar, Zapatero y Rajoy y de sus cesiones interesadas al nacionalismo catalán que siempre ha contado con un extra de representación en el Congreso de los Diputados por mor de la inefable Ley Electoral. Prefiero limitar la escala de tiempo de mi análisis a las últimas semanas y la extensión a la ciudad de Alcalá que, mal que bien, es donde vivimos, mandamos a nuestros hijos al colegio y cuyas decisiones políticas más nos afectan.

Quiero aquí describir las dos últimas semanas de mis pensamientos, los hechos que hemos vivido y lo que creo que ha pasado en función de lo que tengo certeza que ha ocurrido. En algunos casos serán suposiciones mías, se lo haré saber, pero siempre especificaré en qué me baso para suponer lo que supongo. Así que, como siempre, estas son mis opiniones que no tienen por qué ser ciertas porque pueden faltarme algunos datos.

Vaya por delante que el tema del secesionista catalán me ofende profundamente. No solo por lo que pueda suponer de ruptura de la nación más antigua de Europa o por los conflictos que puedan derivarse para todos de un proceso de independencia de esta región española si no por el hecho de que se trata de un flagrante incumplimiento de la Ley.

Ningún país admite la posible independencia de una parte. No, tampoco Canadá. Y el ejemplo del Reino Unido no sirve porque se trata de una unión de reinos anteriores sin Constitución. Nosotros nos dimos una norma (que yo no voté, lo que no exime que tenga por obligado su cumplimiento) que fue refrendada por la gran mayoría de los españoles y que ha permitido que nuestro país saliese del aislamiento provocado por el sistema dictatorial que imperaba, que nos ha permitido alcanzar muy altas cotas de desarrollo económico e integración en Europa y en el mundo. No creo que pueda haber muchos que consideren que el resumen de estos casi 40 años de Constitución Española de 1978 sea negativo. Al contrario, ha sido muy positivo.

¿Se puede mejorar el texto? Claro, hay un título completo con cuatro artículos que regulan el proceso que debe seguirse.

La Ley está para cumplirse, eso es la democracia. Los que intentan engañarnos diciendo que la democracia es votar, olvidan convenientemente que se vota en todos los regímenes políticos. Las dictaduras siempre han llevado a gala la posibilidad de votar de sus ciudadanos. Eso no es lo que diferencia a las democracias; lo que define una democracia es el “imperio de la Ley”. Que la norma se superpone a cualquier acción de una persona o de un grupo de ellas.

En España, nuestra Ley prohibe los referéndum secesionistas. La Constitución establece la “indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas”. Pues ya está, cualquier referéndum para decidir si una región puede separarse del resto y convertirse en estado independiente es ilegal.

SI además leemos que “La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado”, entonces entenderemos que si la consulta se limita a una sola región española la ilegalidad tiene un plus.

Así que, no hay que ser muy espabilado para entender que el 1-O es ilegal y que no debe celebrarse. A partir de ahí se abre la problemática que en las últimas semanas se está viviendo en Cataluña.

Pero vuelvo a Alcalá. Y me sitúo en la semana anterior al último Pleno ordinario, es decir, del 11 al 17 de septiembre. La situación en Cataluña ha explotado y, tras la infame sesión del Parlamento autonómico en el que se vejaron los derechos de los representantes de más de la mitad de los ciudadanos de esa región, se “aprobaron” unas leyes para organizar un referéndum y para separar a Cataluña de España. Fueron recurridas ante el Tribunal Constitucional que las declaró ilegales.

Las tensiones que se han vivido en esa región, con la toma de las calles de los favorables a la independencia, los acosos a las Fuerzas de Seguridad del Estado y a los cargos públicos (alcaldes y concejales) y funcionarios que mostraron su oposición a cumplir las leyes del referéndum por ilegales, ha hecho despertar a muchos.

Así que yo esperaba que el Ayuntamiento de Alcalá, que ha emitido tantas resoluciones institucionales por temas interesantes como:

  • Declaración Institucional Marcha por pensiones dignas
  • Declaración Institucional reconocimiento labor cooperante
  • Declaración Institucional conjunta del Excmo. Ayuntamiento de Alcalá de Henares de adhesión a la iniciativa de la FEMP con motivo del Día Internacional del Orgullo LGTBI
  • Declaración institucional conjunta del Excmo. Ayuntamiento de Alcalá de Henares referente a la continuidad del centro de producción de INABENSA en la ciudad
  • Declaración institucional conjunta del Excmo. Ayuntamiento de Alcalá de Henares referente al Plan Activa Henares
  • Declaración institucional conjunta del Excmo. Ayuntamiento de Alcalá de Henares con motivo del día 8 de marzo Día Internacional de las Mujeres
  • Declaración institucional conjunta del Excmo. Ayuntamiento de Alcalá de Henares con adhesión a la Red de Ciudades para la Memoria del Holocausto y la prevención de los crímenes contra la humanidad de la Federación de Municipios de Madrid
  • Declaración Institucional para erradicación de la violencia de género y apoyo a víctimas
  • Declaración institucional de la Red de Infancia y Adolescencia
  • Declaración institucionasl de Adhesión a la iniciativa Ciudades por la vida . Ciudades contra la pena de muerte

…entre otras, realizara el “esfuerzo” de emitir una del mismo tipo en apoyo de la Constitución, de la legalidad y contra el abuso de las fuerzas independentistas y el acoso a los que defienden la legalidad. Parece lo legítimo y yo lo valoro como deseable en representación de los alcalaínos.

Cuando se acercó el Pleno del 19 de septiembre, me quedé anonadado de que Ciudadanos (¡el partido que nació en Cataluña como respuesta al acoso de las fuerzas nacionalistas!) no llevaba ninguna moción de este tipo. El PP, partido del gobierno que defiende la legalidad, tampoco presentaba más moción que una sobre un homenaje a la bandera de España el 12 de octubre que parecía tener más intención de meter el dedo en el ojo al Equipo de Gobierno que promover la defensa de la legalidad en Cataluña; decepcionante.

Resultó que solo España2000 iba a presentar una moción para “mostrar el apoyo de la ciudad de Alcalá de Henares a los alcaldes, concejales, trabajadores públicos que defienden la legalidad en Cataluña”. Parece que alguien tenía la cabeza sobre los hombros e iba a dar la oportunidad de que la Corporación Municipal de Alcalá enunciara como uno solo el apoyo a la defensa de la legalidad de los alcalaínos. Tiene narices que tuviera que ser la extrema derecha…

Desde luego, el tripartito gobernante no había dado muestras de proponer ninguna resolución conjunta sobre este tema.

En el Pleno del 19, se planteó la moción y durante el discurso de Ripoll, de buenas a primeras, anuncia que va a retirar la moción para lograr un acuerdo general de todas las fuerzas en el sentido especificado en esa moción, es decir, en defensa de los que apoyan la Constitución. Aquello me olía a chamusquina.

El alcalde, del PSOE, Rodríguez Palacios de apellidos, Javier para los amigos, quiso tener cuidado de especificar que la decisión de retirar la moción era del grupo proponente, como diciendo que él no tenía nada que ver pero, claro, al anunciar que se promovería la redacción de una declaración conjunta, lo que estaba dejando claro es que había negociado con Ripoll esa retirada de la moción en el Pleno a cambio de, por lo menos, la declaración conjunta. Así queda clarísimo en el video resumen siguiente:

El alcalde dio turno de palabra a Ciudadanos y PP que, descolocados con la decisión de E2000 apenas pudieron pergeñar un híbrido entre el flemático discurso que debían tener preparado y uno adaptado a las nuevas y sorprendentes circunstancias. Se vio claramente que el hecho les había pillado en fuera de juego, es decir, la negociación entre equipo de gobierno y E2000 había dejado a PP y Ciudadanos fuera.

Yo me decía, imbuido de cierta sensación de fracaso, que por lo menos, el Equipo de Gobierno tomaría la palabra para hablar sobre el tema. Pero no. Cuando acabó el PP y le tocaba el turno al portavoz del tripartito, el alcalde intervino diciendo que se intentaría lograr el acuerdo pero no se habló más sobre el tema.

Yo, que soy muy malo, como puede ver en el montaje del vídeo, estuve atento a la bancada de los concejales de Somos Alcalá que, en el momento en el que el alcalde anunció la posibilidad de que los grupos hablaran, cruzaron algún comentario que parecía mostrar molestia.

En resumen, hubo una componenda entre alcalde y Ripoll para eliminar la moción a cambio de una futura y posible declaración conjunta en el sentido de la moción. Ni PP ni Ciudadanos lo sabían.

¿Qué ha pasado después? Pues que han ido pasando los días y que llegado al día de hoy (sábado 30 de septiembre) ya sabemos que de la declaración; nada. Y de la definición pública de las posturas de cada grupo municipal, solo lo que se han dignado en dar a conocer a través de notas de prensa propias. Es decir, los alcalaínos no hemos dejado públicamente claro nuestra postura sobre lo que ocurre en Cataluña porque nuestros políticos no han sido capaces de llegar a un acuerdo.

¿Ha habido posibilidad de llegar a un acuerdo? Por lo que yo sé, sí. ¿Por qué no se ha alcanzado ese acuerdo? Porque una parte del Equipo de Gobierno, la de Somos Alcalá, no ha querido apoyar el texto que los tres partido de oposición habían acordado.

Dicho así pareciera que, en el tema de la resolución conjunta, fuera Somos Alcalá la única responsable. Pero las cosas no suelen ser blancas o negras.

Primero algunos hechos. Tanto PP como Ciudadanos dejan a E2000 que elabore un texto de resolución que, por lo que he podido saber, dejaba cualquier atisbo de ideología a un lado y que se basaba en el texto de la moción presentada en el Pleno, posteriormente retirada. Consultados PP y Ciudadanos les parece bien y E2000 la hace llegar a alcaldía para que sea el alcalde quien promueva el acuerdo conjunto, como corresponde. Pasan los días y la única acción que se lleva a cabo es la formalidad de preguntar oficialmente desde alcaldía a PP y Ciudadanos sobre su opinión sobre el texto. Remitidas las contestaciones afirmativas, no ha habido ningún movimiento más que, llegado el jueves, 28 de septiembre, se produjo la comunicación de que no habría acuerdo de resolución conjunta, tal y como me anunció Rafael Ripoll a través de Twitter.

Dos semanas perdidas en las que se ha podido comprobar que las fuerzas políticas de la Corporación han sido incapaces de llegar a un acuerdo en defensa de la legalidad y de la nación española, de la que viven y gracias a su ley ocupan los puestos preeminentes que ocupan. A muchos les parecerá un tema menor, me podrán decir que hay muchas más injusticias y problemas en Alcalá, en Madrid, en España y en el mundo que el referéndum y la posible independencia de Cataluña (que será sí o sí, si no es ahora, en un futuro no muy lejano) y mi respuesta es que todo se agravará como consecuencia de la destrucción de lo que legalmente se llama “soberanía nacional”. Por muy facha que suene el término, se trata de una proclama con la que se pretende decir que las cosas muy importantes las tenemos que decidir todos… todos los españoles, todos, hasta los que no se sienten españoles. La desunión de las tierras de España no puede ser decidida por la parte interesada, lo tenemos que decidir entre todos. Y si el referéndum, se celebre o no, se declare la independencia unilateralmente ahora o se dedique la próxima década a establecer el marco legal para que sea efectiva en Cataluña, termina con la separación de esta región del resto, se habrá destruido España y todo lo que ahora tenemos. Seremos otra cosa. Tendremos otras leyes y se habrá demostrado y grabado en la impronta de nuestra historia que, un desafío al Estado de Derecho se puede ganar, si no es con la fuerza del terrorismo, si con la fuerza de la constancia política como una gota china, con la reeducación durante años y años de nuevas generaciones, con la lengua como arma y las mentiras como arenga del sentimiento nacional hasta llegar a la xenofobia vía nacionalismo.

Cuando todo eso ocurra, que ocurrirá, cuando nos afecte en primera persona y a nuestros hijos, cuando entre el río revuelto puedan pescar votos ideas más radicales que las de los partidos que han ido alternándose en el poder desde 1978, cuando los extremos políticos, que ya están dejando de ser minorías raquíticas para estar gobernando en solitario o en conjunto con otras fuerzas en localidades y regiones, lleven a la práctica la teoría de sus manuales, entonces tendremos un problema. De aquí viene todo mi temor, mi enfado, mi indignación.

Porque, ¿pueden ustedes creer que una persona con los “bemoles” de Rafael Ripoll, que acuerda con el alcalde la retirada de su moción de defensa a la legalidad a cambio de un acuerdo conjunto, no va a decir nada públicamente cuando va pasando el tiempo, se acerca el 1-O y no se alcanza el acuerdo prometido? ¿Cómo se explica que sea a raíz de un tuit mío, en conversación con Ripoll el que descubra que no va a haber declaración? No hay nota de prensa de E2000, no hay artículo en su web, no hay anuncio en redes sociales igual que no ha habido seguimiento público del tema durante el periodo que ha transcurrido entre el pleno y la decisión final del alcalde de no promover acuerdo… ¿cuadra esto con la personalidad del líder de E2000 en Alcalá? A mi, francamente, no. Es percepción personal pero ¿Ripoll acuerda retirar una moción de defensa a cargos públicos en Cataluña que defienden la legalidad a cambio de una resolución conjunta que no se produce y lo único que se sabe es que:

Me cuesta creerlo.

Y, ¿qué decir de la actitud de PP y Ciudadanos en todo esto? Ambos han dejado a E2000 (un sólo concejal y además “apestado” por su vinculación con la extrema derecha) como única fuerza en defensa de la legalidad en el tema de Cataluña y ellos se han puesto de perfil. Tampoco ha habido petición durante estas semanas en redes sociales o notas públicas de su intención de llegar a un acuerdo para mostrar que Alcalá y los alcalaínos están a favor de la defensa de la legalidad. Nada de eso. Silencio. Como si alguien desde arriba les hubiese dicho que se pusiesen de perfil. Como si la dependencia a sus partidos fuese más importante que la defensa de los intereses de los alcalaínos.

¿Y el PSOE? Pues el PSOE, de boca del alcalde, acuerda con la extrema derecha que se elimine una moción presentada, que se debería haber debatido en el pleno, a cambio de un acuerdo conjunto. Así se evitó que la dividida opinión del Equipo de Gobierno se pudiese visualizar públicamente en el pleno y con la teórica resolución conjunta han logrado “marear la perdiz” hasta el momento de comunicar que no la habría porque, como estaba claro desde el primer momento, no podía haberla. Han jugado bien porque ninguno de los partidos de la oposición han calentado, durante los días transcurridos desde el pleno, el ambiente sobre este tema. Así la noticia sobre la falta de acuerdo en la Corporación Municipal de Alcalá en defensa de la legalidad constitucional pasa sin pena ni gloria con unas pocas notas de prensa en la que, para variar, se atacan unos a otros con argumentos mezquinos mientras lo importante, la unión de las fuerzas que creen en la ley y en la democracia se derrumba.

Entre el párrafo anterior y estas palabras, ha ocurrido una pausa en la que he aprovechado para ser partícipe de la concentración, transmutada en manifestación, en Alcalá en defensa de España y de la legalidad vigente. Ha actuado con cierto efecto balsámico sobre mi. No soy muy bueno con la cuenta de grupos pero creo que alrededor del millar de personas, lo que para Alcalá está muy bien. Hemos sido respetuosos y hemos gritado en defensa de España y de la Constitución y de la democracia. Ha estado todo muy bien. ¿Para qué va a servir? Los que hemos estado esperamos que sirva para demostrar que somos más los que defendemos la democracia que los que pretenden romperla en pedazos. También debo confesar que esas esperanzas tampoco son tantas ni tan certeras como quisiera pero creo que hay que intentarlo. Las manifestaciones espero que no se hayan convocado contra nada, sino a favor de lo que nos une y en defensa de la democracia.

Pero volvamos a Alcalá y a lo ocurrido en estas semanas. Nos quedamos con que no ha habido resolución conjunta de apoyo a los que defienden las leyes la Constitución en Cataluña porque todas las fuerzas políticas de Alcalá así lo han querido y, encima, si repasamos los principales medios de Internet (hoy sábado, 30 de septiembre) nos encontramos con que:

  • AlcalaHoy. En sus seis noticias del slider de portada, solo una, la nota de prensa del PP es destacada.
  • La Luna de Alcalá. Nada.
  • Dream-Alcalá. Nada.
  • Portal Local. Las notas de prensa de PSOE, PP y Somos Alcalá sobre el tema.

Así que, ¿de verdad es para tanto? Seguro que ustedes piensan, llegado a este punto tan alejado del principio de este artículo, que seguro que me estoy pasando. Que las cosas no van a cambiar tanto. Que esto pasará y que nuestra vida será como siempre. Yo no creo eso. Creo que este órdago secesionista catalán va a suponer el aleteo de la mariposa del efecto que lleva ese nombre. Las cosas van a cambiar y no hacia mejor. Perdemos la oportunidad de cambiar desde la estabilidad. Ahora llegarán tiempo revueltos de cambios en los que los radicales van a contar con más oportunidades porque todos nos vamos a ver afectados por errores que se han cometido desde hace décadas. Y esas situaciones nunca acaban bien… y menos, en España. Por esta razón me muestro tan preocupado.

Y en Alcalá, ninguno de los partidos ha hecho nada realmente meritorio por la defensa de la democracia, la legalidades esta situación crítica.

  • E2000 el único que osó presentar una moción, terminó retirándola… ¿por nada? Al saber que no habría resolución conjunta, ni nota ni denuncia en redes ni nada.
  • El PP quiso justificar su apoyo a la legalidad con una moción de homenaje a la bandera que no sirvió para nada respecto al asunto en Cataluña. Nota de prensa tras dejar pasar el tiempo solo para atacar al alcalde y vanagloriarse de que han colocado una bandera en las ventanas de su sede en el Consistorio… otra sede no tienen.
  • Ciudadanos, que parece que no ha estado estas semanas en defensa de la Constitución… ni moción, ni nota de prensa, ni nada de presión en redes sociales sobre este tema en Alcalá; una decepción total.
  • El PSOE, que no solo pacta con E2000 no sé sabe bien qué para que se retire la moción y poder “torear” después evitando que en los medios se hable mucho sobre este tema que, seguro, consideran muy menor… nada; “el loco ese de Barcenilla que es el único que ha dado guerra en Twitter”. Han trabajado más para evitar que hubiera resolución conjunta que a favor de la misma. Después de todo, ostentan la alcaldía.
  • Somos Alcalá. Los tapados, aquellos que permiten que Rodríguez Palacios siga siendo alcalde. Todo el trabajo realizado por el Equipo de Gobierno durante estos días ha sido para que no tuvieran que dar públicamente su opinión. Ellos no podían firmar una declaración en apoyo de los cargos públicos y funcionarios que defienden la legalidad en Cataluña. Para que eso no se viera tan claramente, el PSOE tenía que evitar que se hablase mucho de este tema. La moción fue un problemas pero se solucionó con E2000 y la inacción de PP y Ciudadanos ha facilitado que así fuera. Mientras tanto, sus ediles evidencian claramente en las redes sociales que son del mismo parecer que Pablo Iglesias y Podemos, es decir, el culpable de todo es el gobierno (que no les digo yo que no) y lo que ocurre en Cataluña es legítimo porque es el sentir de la gente. Que se rompa la ley, la igualdad de los españoles, la Constitución, todo lo que nos une y la propia España les importa menos. De hecho, yo diría que es su objetivo. Su increíble nota de prensa emitida con faltas de ortografía y sintácticas, con contradicciones y medias verdades es una muestra más de lo poco que se puede esperar de ellos.

Y acabo. Soy el loco. El único que cree que esa declaración conjunta de la Corporación Municipal en defensa de la legalidad, la Constitución y la democracia era algo importante. Como la manifestación de la que acabo de venir, no sería la solución al problema pero sí ayudaría a poner las cosas en su sitio. Sobre todo a poner a cada cual en su sitio. Ayudaría a que los vecinos sepan si los que nos gobiernan y los que nos representan están a favor o en contra de la Ley que les permite ostentar un cargo público y cobrar por ello. Pero no, los políticos que hemos elegido creen que los alcalaínos no merecemos que se sepa nuestra opinión sobre lo que ocurre en Cataluña que, en realidad, es lo que ocurre en España. Se vive mejor de perfil, ¿verdad medios de comunicación?

Por desgracia, alguno habrá acudido a las manifestaciones de hoy para lavar sus malas conciencias.

Y hasta aquí. Sirvan estas palabras de desahogo y ojalá me escriban diciéndome que me equivoco, que mis temores sobre lo que va a ocurrir a partir de ahora son infundados que confíe en estos a los que hemos votado, que todos ellos reman en la mejor dirección posible. Yo les confieso que siento mucha vergüenza de todos (todos) los concejales de la Corporación Municipal de Alcalá de Henares que creo que nos les merecemos porque somos tan indolentes como ellos. Parece que el pecado, cuando lo cometen muchos es menos pecado.

Yo, les confieso. Ya no les perdono una.

GuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardar

GuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Deja un comentario

1 comment

  1. No hay solución

    No hay solución en la clase política, todos y todas van a lo suyo, el Sr. Rodríguez Palacios, como manifiestan ya muchos ‘el soso’, no se atreve a dar un paso al frente sobre el tema de Cataluña, los de Somos Alcalá, tiene miedo al Sr. Iglesias, alias el ‘chepa’, y ya para terminar, la que tiene mucha culpa de lo que pasa en Alcalá, es la que se tira una vez a la derecha y otra vez a la izquierda, Doña Mª Pilar Fernández Herrador, expulsada de Izquierda Unida.

    Repetimos, no hay solución con ésta clase política (TODA) por culpa de todas y todos ellos, que nada más están sentados en los sillones, y cuando vienen las elecciones dicen: Vótame, vótame, y vamos como inocentes a votarlos, en vez de BOTARLOS para siempre.

    Y claro cuando lees en ALCALÁ HOY los grandes sueldos que pagamos a los que están al servicio de los contribuyentes, pues te dan ganas de…llorar.

    Señores y señoras que están rigiendo Alcalá de Henares, les quedan menos tiempo al frente del ayuntamiento, que a un reloj funcionando sin pilas.

    Y analicen lo que pagamos los contribuyentes con nuestros impuestos a personas que están ‘amarradas’ a la política y al Ayuntamiento de Alcalá de Henares.
    http://www.alcalahoy.es/2017/07/07/decenas-y-decenas-de-salarios-supervip-en-el-ayuntamiento-de-alcala-de-henares/

    ¡¡SIGAMOS SIN DESPERTAR Y VOTANDO!!