El porquero

Hemos vivido una tensa semana política en Alcalá, que ¡ya era hora! El bálsamo político es antinatural dadas las situaciones que se están produciendo.

El torbellino se levantó con la publicación en ABC, a dictado del PP de Alcalá, de las sospechas que existen sobre las subvenciones otorgadas por el Equipo de Gobierno tripartito a cuenta del dinero que los concejales de Somos Alcalá han dejado de cobrar por decisión propia. Ese dinero, que perfectamente podría dedicarse a cualquier otra partida del presupuesto o a reducir el escandaloso déficit municipal, sin embargo, se dedica a los proyectos que los propios concejales de Somos Alcalá deseen apoyar.

El PSOE, socio de gobierno con mayor representación, les vino a decir; “muy bien, es vuestro dinero, haced con él lo que queráis”. Y parece que lo hicieron.

Se establecieron unas normas legales para regular el procedimiento de concesión de esas subvenciones pero, lo cierto, es que el dinero ahorrado por la reducción salarial de los concejales de Somos Alcalá tiene un doble servicio político para ellos: primero, sirve para decir que cobran menos que nadie y, segundo, sirve para apoyar causas en las que ellos creen especialmente, sirvan para lo que sirvan a la ciudad y a la ciudadanía. Parece legítimo porque tienen el gobierno en sus manos y, salvando el tema legal, pueden hacer la política que les plazca.

Por otro lado está el PP; un partido que vive el ostracismo de la oposición ganado a pulso por su mal gobierno. Los resultados de su gestión han sido; el enorme déficit municipal, una estructura funcionarial elefantiásica, cara, acomodada y de poca utilidad y una ciudad que no se encuentra a la altura de su potencial ni social ni económica ni cultural ni deportivamente.

El PP hace tiempo que no merecía gobernar Alcalá. El tufillo corrupto que han dejado sus dirigentes pasados tendrá que resolverse en los juzgados, mientras tanto, hay que levantar y defender la presunción de inocencia sobre aquellas cosas de las que no tenemos información de primera mano. De las otras, habrá que desear que la justicia las vea, las entienda y dictamine en consecuencia.

Pero todo esto no inhabilita al PP a hacer oposición. De hecho, será la única manera de que tengan una mínima posibilidad de volver a gobernar algún día. No olvidemos que sigue siendo la fuerza más votada en la ciudad y no solo tienen el derecho a la crítica sino también el deber de hacerla.

La acusación del PP de Alcalá, formulada por boca de ABC, es que los concejales de Somos Alcalá utilizaron dinero público para compañeros de partido. Dicho vulgarmente, que les dieron “pasta a sus amigos”. Bueno, eso es lo que tiene que demostrar el PP.

Han puesto el foco sobre dos de los proyectos que han obtenido dinero público en la suerte de concurso creado ad-hoc para repartir el dinero que dicen han ahorrado con su rebaja salarial. Se trata de la Asociación Simbiosis y la Asociación Ciudades Kyosei.

De la primera se afirma que dos representantes de la misma ocuparon puestos en la lista de Somos Alcalá a las elecciones municipales (puestos 11 y 24). Este dato parece que muestra cierta cercanía de intereses entre la asociación y la formación política que ha entregado el dinero público.

En cuanto a la segunda asociación, Kiosei, denuncia el PP que está representada por una persona que participó en las primarias y que pertenece a Somos Alcalá. De otro “socio” de la asociación, se dice que fue “coordinador de campaña” de la propia Somos Alcalá. Además, el PP aporta como pruebas que esta asociación pagó los dominios y webs de Podemos Alcalá y Ganemos Alcalá, lo que les relaciona estrechamente con los concejales de Somos Alcalá.

Otra de las denuncias del PP es que los cuatro concejales de Somos Alcalá que participaron en el concurso, valoraron altamente los proyectos de estas asociaciones en las que estaban, digamos, conocidos.

La acusación del portavoz del PP es bastante tajante: “En este concurso público, Somos Alcalá no sólo no se ha abstenido tal y como marca la Ley, sino que ha actuado de forma determinante para que las subvenciones acaben en una asociación que sólo cuenta con 11 socios y cuya dirección la forman miembros destacados del propio partido”.

Saben la estima que tengo sobre el Interventor municipal pero, ¡qué le vamos a hacer!, representa al órgano fiscalizador y hay que estudiar su opinión. Según el PP (dejemos la tontería de que lo diga ABC), el Interventor “detectó algunas irregularidades en el proceso, como la ausencia de los criterios de puntuación en la elección o sufragar bienes exentos por ley”. Según esto, no se conocen como se han otorgado las puntuaciones en la valoración de los proyectos y, además, se ha permitido que el dinero se gastara en bienes que, por Ley, no puede hacerse.

También debemos tener en cuenta que los importes de las subvenciones, de los que estamos hablando, suman un total de 40.000 euros, de los cuales el PP pone el foco en dos subvenciones de 9.250 y 3.500 euros. Quiero decir que, frente a otras muchas operaciones que se han hecho en el Ayuntamiento de Alcalá, esto es el “chocolate del loro”. Por tanto, la crítica no es tanto por la cuantía como por las formas, sobre todo cuando se ha criticado tanto la actitud del poder en las legislaturas pasadas.

Frente a estas acusaciones del PP, el equipo de gobierno contraatacó desde las páginas de El País, con una noticia que daba a conocer una sentencia que obliga al Consistorio a pagar 1,1 millones de euros por otra nefasta gestión del alquiler de un inmueble cuyo contrato se rescindió unilateralmente. La sentencia se va a recurrir y todo se ha hecho conforme a las opiniones de los técnicos de la casa, vamos como el concurso de las subvenciones, lo que no hace más que acentuar mi sensación de que, aparte el dinero ingente que cuesta el personal municipal, no todos están lo suficientemente cualificados para el trabajo que hacen.

Cuando nuestros políticos hablan de “los técnicos municipales” y sus gestiones y acciones, siempre les agradecen su trabajo y compromiso pero, dadas las cosas que han venido ocurriendo en años y que no sé hasta qué punto se han eliminado ahora, yo no me quedo muy convencido de que las cosas que hacen sean no solo las óptimas sino las correctas. Vamos que cuando me dicen “es que es una cosa que han hecho los técnicos municipales”, para mi, eso ya no significa que las cosas estén obligatoriamente bien hechas.

La otra contestación a las acusaciones vino de la mano de Podemos y un comunicado hecho público por la formación morada. No tiene desperdicio. Si lo lee alguien afín a sus ideas política no hará más que asentir con la cabeza tras la lectura de cada uno de sus párrafos. Si se lee de manera más crítica, tres cuartas partes del texto no son más que un panfleto partidista que viene a repetir los mantras usados por los altos gerifaltes de su partido de los que solo algunas cosas, son verdad.

Cuando al final del comunicado se pretende dar respuesta a las acusaciones del PP se dicen cosas como que el proceso de distribuir el dinero que los concejales de Somos Alcalá no querían cobrar, se hizo por el Ayuntamiento para darle mayor transparencia y lanzan una verdad que suena a amenaza: “si Somos Alcalá hubiera adjudicado el dinero de los excedentes salariales a proyectos sociales sin un proceso abierto y sin pasar por el Ayuntamiento (algo perfectamente legal, legítimo y que han practicado otras candidaturas ciudadanas); el PP no hubiera tenido argumentos ni información para llamar a sus amigos en la prensa escrita y preparar la “noticia” que con tanta algarabía han difundido”. O sea, que destacan que podrían haberlo ocultado todo mucho mejor… ¡como han hecho otras candidaturas ciudadanas! Menuda explicación sobre el tema

Me resulta curioso el término “excedentes salariales” que se emplea profusamente en toda esta historia. Excedente significa que sobra, que sale de norma, creo que se trata de un término poco afortunado.

Pero volvamos al comunicado de Podemos. En él se justifica que dado que se apoyaba “a proyectos impulsados por asociaciones locales centradas en crear una ciudad más justa, más sostenible y más democrática, dentro de esas asociaciones existan personas que de una forma u otra han participado o apoyado la candidatura de unidad popular Somos Alcalá”. ¿Significa esto que proyectos sociales como los que llevan a cabo Cáritas o la Casa de Acogida de Nuestra Señora de las Angustias o la Casa de Acogida San Juan Pablo II, por mencionar algunas alejadas del ideario político de Podemos, no fomentan “una ciudad más justa, más sostenible y más democrática”? Vamos, que no tienen ninguna posibilidad de acceder a ese dinero.

Puesto que ese dinero se iba a dedicar a lo que ellos consideran importante, les parece “lógico” que en los afortunados receptores se encuentren “amigos” de ideología. Vamos, que sí, que quienes han sido beneficiados con el dinero son lo que el PP denuncia como “compañeros de partido”  y ¡a mucha honra!, por lo visto.

A día de hoy no conocemos las puntuaciones que cada uno de los técnicos y concejales han otorgado a los proyectos concursantes, tampoco sabemos por qué razón los concejales de Somos Alcalá no se auto-inhabilitaron para votar en proyectos en los que pudieran ver comprometida su independencia puesto que se trataba de compañeros de partido, tampoco conocemos (según denuncia el Interventor) los criterios de las puntuaciones y, finalmente, tampoco sabemos por qué se ha permitido que parte de la subvención se dedicara a la compra de material que la ley impide que sean objeto de subvención.

En resumen, la contestación de Podemos a las críticas del PP han sido una falacia porque han intentado vestir de ataque ideológico lo que simplemente es la denuncia de un acto administrativo que o se ha hecho bien o mal. No se puede negar la capacidad del PP a hacer crítica y ésta no puede ser rebatida con críticas a su nefasta gestión pasada o a su corrupta gestión nacional o autonómica; ese “y tu más” de Podemos es el más claro aldabonazo de que son la misma “casta” que el resto de partidos políticos puesto que, a pesar de todo lo que dicen que defienden, cuando les “pillan en un marrón” utilizan los mismos términos descalificatorios que el resto de partidos en vez de razones objetivas. Vestir los errores de gestión con el chubasquero de la ideología es lo mismo de siempre, nada novedoso.

Todos sabemos lo que es el PP y sabemos lo mal que ha gestionado el Ayuntamiento de Alcalá. De aquellos que lo hicieron tan mal, ya solo quedan unos pocos y, con un poco de suerte, el proceso de renovación interna iniciada con el Congreso Nacional, se los llevará por delante. Pero vuelvo a destacar que son el partido más votado y, por tanto, el que representa al mayor grupo de ciudadanos lo que le otorga legitimidad de crítica.

La verdad es la verdad, dígala Agamenón o su porquero.Antonio Machado

Ahora faltan los datos para conocer la verdad. Que nos cuenten todo si no hay nada que ocultar y, si no lo hacen, cualquier opinión será legítima.

Deja un comentario

3 comments

  1. No tiren tanto de la cuerda

    Yo y muchos vecinos y vecinas del barrio de Espartales Sur, estamos muy hartos de las ‘parrafadas’ de toda la clase política, que cuando ponen su ‘culo’ en un sillón del Consistorio dicen frases tan absurdas como la siguiente:

    Los cargos públicos de Somos Alcalá, ceden el sobrante de su reducción salarial (ningún cargo cobra más de 1.800 euros aprox; 3 veces el SMI es más genérico) a proyectos sociales y medioambientales de ámbito local.

    Yo y muchos y muchas como yo, para ganar 1800 euros tenemos que estar tres meses trabajando a ritmo superlativo, tenemos que pagar un IBI también superlativo, y luego cuando llegas a tu barrio, ves que no barren hace dos o tres semanas, no limpian las aceras, no podan los árboles, la policía brilla por su ausencia, los ocupas se están haciendo con el barrio, hay un monumento representativo del barrio, el edificio de DETINSA, furgonetas tiran residuos en sitios inadecuados etc. etc. pero la lucha entre los que estaban en el poder y los que están ahora, solo se preocupan de ‘pillar’ su sueldo a costa de nosotros y nosotras.

    Mal camino lleva la política en España y sobre todo en Alcalá de Henares, y un consejo, no tiren tanto de la cuerda, que se puede romper.

    María
    Vecina de Espartales

  2. Pedro Prieto Martín, presidente Asoc. Kyopol

    Ya se puede ver el vídeo del último pleno:
    https://youtu.be/cyujspnoH9o?t=2h30m43s
    Se explican en él las razones por las que cuatro concejales formaron parte del tribunal. Razones con las que se podrá estar de acuerdo o no, por supuesto.
    También señalan cómo las puntuaciones de los concejales para esos dos proyectos fueron más bajas que las de los propios técnicos. Y se reprocha al PP que su derecho al control del gobierno municipal y a la legítima crítica… derivase en ataques directos a personas, con fotos en prensa incluidas.
    Ya por último, no es cierto lo que indicó el PP en sus comunicados de que no se permitía la compra de material. Es lo contrario: las bases de la convocatoria exigen que 50% sea gasto corriente y 50% a inversiones (ver en: http://www.ayto-alcaladehenares.es/portalAlcala/RecursosWeb/DOCUMENTOS/1/0_11191_1.pdf )