El PP se merece a Bello (y viceversa)

Javier Bello debería encabezar la lista que el PP presente en las próximas elecciones municipales de mayo de este año. Creo que tanto él como su partido lo merecen.

Bello, en los mil días que lleva como alcalde ha demostrado una incalificable pericia política. Desde el primer día decidió hacer lo contrario de lo que había predicado, no tardó ni 24 horas en desdecirse de lo que firmó para convertirse en alcalde, no ha dudado nunca en cargar la responsabilidad de todo lo malo que ha ido apareciendo al que ocupó su cargo con anterioridad, no ha pestañeado en colocar a los “pies de los caballos” a los concejales de su Equipo cuando las cosas venían mal dadas, no ha sabido rodearse de un equipo eficiente de colaboradores cercanos, no ha sabido comunicar, ha dicho mentiras y medias verdades públicamente, ha aprobado pagos por más de 1,5 millones de euros con “reparos” de legalidad del Interventor, no ha sabido aprovechar las capacidades de Alcalá de Henares, no ha sabido parlamentar y negociar para sacar adelante los acuerdos que la ciudad necesitaba, ha prorrogados presupuestos en dos ocasiones, apenas la recortado la deuda municipal… pero este listado de hechos tan negativos no debe influir en la decisión del PP.

Los afiliados locales de su partido le eligieron como presidente con la menor participación que se recuerda, su candidatura oponente se disolvió formando parte, en la actualidad, de su núcleo cercano de colaboradores junto con sus amigos de café. Esto le ha proporcionado un partido estable (moribundo pero estable), sin fisuras porque éstas se han ido o se han reducido a un pequeño grupo que mira a Madrid como la única posibilidad de salvación para el PP de Alcalá, callando el resto de afiliados, la gran mayoría.

Pero Javier Bello, desde la alcaldía, ha sabido hacer crecer la aplicación de contactos de su móvil con nombres de peso; desde la Delegada de Gobierno, pasando por los jefes policiales, militares y eclesiásticos con los que se ha cruzado (como si se tratara de una película de Berlanga) y a cualquier político de peso mediano o grande con el que se ha cruzado él o la cámara de su subalterno “hijo de”. Gracias a todo ello, se ha hecho un nombre y el ser alcalde de una de las ciudades más grandes de Madrid, que es Patrimonio de la Humanidad y que es visitada por el Jefe del Estado una vez al año, como mínimo, le ha permitido ser reconocido.

Y el PP de Alcalá se merece tenerle como candidato. Con la que está cayendo en el país, con la necesidad de regeneración que tiene la política, el PP de Alcalá no ha dicho nada de todas las tropelías cometidas por el que fue colocado como número dos para obtener la alcaldía sin pasar por las urnas. Se merece que todos los concejales actuales del PP padezcan que su actual líder vuelva a encabezar la lista porque no han sabido alzar la voz, ni siquiera media voz, para negarse a seguir los planes equivocados, amorales o presuntamente ilegales en los que el jefe les ha ido embarcando.

Un PP que, de espaldas a la realidad política actual, sigue eligiendo los líderes de sus listas autonómicas y municipales con una reunión de un grupo de “elegidos electores” por el dedo “rajoyano”, en vez de recurrir a la democracia de las primarias abiertas a afiliados y/o simpatizantes, merece que sea Javier Bello su candidato. Esos “elegidos electores” digitales sabrán que el actual líder del PP en Alcalá es alcalde, que se le ha visto en muchos “saraos” políticos, que es agradecido y que te abraza para las fotos con gran naturalidad. A ninguno de esos “elegidos electores” les importará el estado de las cuentas municipales de Alcalá, la demostrada incapacidad para liderar un equipo, ni la falta de capacidad política de la que hace gala día sí y día también. Lo que importará es que es el alcalde actual de la ciudad y líder elegido del PP y que cuenta con la autoridad para hacer uso de la “maquinaria” del Ayuntamiento que preside para ayudar a su partido. No importará que estemos con presupuestos prorrogados por segundo año consecutivo (a pesar de la tomadura de pelo de los presupuestos participativos), no importará que el Tribunal de Cuentas haya observado “indicio penal” en los pagos irregulares marcados con “reparos” por el Interventor. Lo que verán es que Bello ya tiene un nombre dentro de la estructura endogámica del PP y que “suena”, así que debería ser el elegido.

Y así debe ser. La más que previsible derrota del PP en Alcalá debe ser gestionada por el culpable de haberla agravado. Deberá padecer el ostracismo de la oposición durante 4 años en los que seguirá ayudando a su partido a socavar su suelo electoral con la aplicación de su habilidad más destacada; la incompetencia política.

No parece tener el PP ni la capacidad (ni probablemente lo merezca) de elegir a un nuevo candidato límpido, con capacidad de crecimiento, con imagen que ilusione, con recorrido para demostrar lo que pudiera ofrecer si gobernara, después de 4 años en la oposición. No, no creo que este PP lo merezca.

Sin duda, se elegirá la opción fácil, que el candidato sea el que ya está en el poder y así la “justicia divina” de las urnas pondrá, a cada uno, en el lugar que se merece. Aunque quedará la pesadumbre de que, el principal partido de la derecha política no habrá sabido gestionar el gran fiasco que ha sido la elección de Javier Bello en Alcalá de Henares.

Al final, todo el mundo obtiene lo que se merece.

 


P.D. Yo aposté durante la carrera universitaria por coger los apuntes en «folio» frente al A4 y antes por Betamax frente al VHS… ¡no os digo más!

 

Deja un comentario

2 comments

  1. Ya sé que no es normal comentarse a sí mismo pero es que se me olvidaba mencionar que la oposición está muy contenta con la gestión de Bello y con la posibilidad de que sea elegido para encabezar la lista del PP. Así que, ¡todos contentos!

  2. Ajo y agua

    Esto está muy claro y no tenemos derecho a quejarnos. Lo estamos permitiendo, no se puede tolerar lo que todos estos mandatarios están haciendo con todos nosotros, se están riendo, están protegidos por los jueces, la policía, por sus servicios jurídicos, sus asesores, los sindicatos callados, algunos medios de comunicación comprados, la mayoría de las asociaciones de vecinos -no todas-compradas etc. etc.

    Se está divulgando la frase más famosa existente, TENEMOS LO QUE NOS MERECEMOS, y es una realidad muy acertada y a la que tendrían que dar el máximo premio al ingenio y la verdad.

    Sigamos así, con el futbol, las fiestas, el wasap, los toros, las procesiones etc. etc. y luego cuando venga el IBI, el gas, la luz, la comunidad, el paro y otros impuestos, nos acordamos de las madres que trajeron al mundo a toda esta plaga de vividores.

    Así que esto solo tiene una solución si no despertamos: Ajo y agua…Ajo…derse y agua…ntarse

    También muchos dirán que somos pesados, que siempre estamos reflejando los sueldos de éstos y éstas que dicen que nos gobiernan, pero nosotros seguimos insistiendo: Políticos daros cuenta que estáis al servicio del pueblo, que vosotros sois nuestros sirvientes ya que los abultados sueldos que reflejamos a continuación, los pagamos los contribuyentes.

    Que vean los ciudadanos lo que pagamos a todos y todas estas personas que no salen de la Plaza de Cervantes.

    Javier Bello (PP)
    Alcalde: 80.000 euros anuales
    Jesús Domínguez (PP)
    Primer teniente de alcalde: 74.000 euros
    Gustavo Severien (PP)
    2º teniente alcalde: 74.000 euros
    Marta Viñuelas (PP)
    Portavoz: 72.000 euros
    Marcelo Isoldi (PP)
    Presidente comisión: 72.000 euros
    Francisco Bernáldez (PP)
    Presidente comisión: 72.000 euros
    Javier Fernández Abad (PP)
    Presidente comisión: 72.000 euros
    Virginia Sanz (PP)
    Presidenta comisión: 72.000 euros
    Amparo Moriche (PP)
    Concejala delegada: 69.600 euros
    Jesús Fernández Pascual (PP)
    Concejal delegado: 69.600 euros
    Ana de Juan Hernández (PP)
    Concejala delegada: 69.600 euros
    Dolores Cabañas (PP)
    Dedicación parcial del 40% 40.000 euros
    Javier Rodríguez Palacios (PSOE)
    Portavoz: 72.000 euros
    Yolanda Basteiro (PSOE)
    Dedicación exclusiva sin gobierno: 60.000 euros
    Fernando Fernández Lara (PSOE)
    Dedicación exclusiva sin gobierno: 60.000 euros
    Mónica González (PSOE)
    Parcial al 75% y vicepresidenta de distrito: 52.000 euros
    Alberto Blázquez (PSOE)
    Parcial al 75% y vicepresidente de distrito: 52.000 euros
    Juan Luis Aguirre (PSOE)
    Parcial al 75% sin responsabilidad de gobierno: 40.000 euros
    Juan Manuel Romero (PSOE)
    Parcial al 75% sin responsabilidad de gobierno: 40.000 euros
    Begoña Cristellys (PSOE)
    Parcial al 75% sin responsabilidad de gobierno: 40.000 euros
    Pedro Casillas (PSOE)
    Parcial al 75% sin responsabilidad de gobierno: 40.000 euros los meses de enero y febrero. Desde el 1 de marzo en que está jubilado cobra 250 euros por asistencia a plenos y 150 euros por asistencia a comisiones informativas.
    Pilar Fernández Herrador (IU)
    Portavoz: 72.000 euros
    Daniel Ortega Algar (IU)
    Dedicación exclusiva sin gobierno: 60.000 euros
    Inés Domínguez Lires (IU)
    Parcial al 75% y vicepresidenta de distrito: 52.000 euros
    Anselmo Abendaño (UPyD)
    Portavoz: 72.000 euros
    Ricardo Rubio Hernández (UPyD)
    Dedicación parcial al 75% y vicepresidente de distrito: 52.000 euros
    Rafael Ripoll (España2000)
    Portavoz: 72.000 euros

    Así que ajo y agua, ya que TENEMOS LO QUE NOS MERECEMOS