Tuit a Somos Alcalá

El espectáculo de la “nueva política”

La cancelación del concierto de Francisco en Alcalá de Henares va a convertirse en una “tormenta perfecta” contra el tripartito que gobierna la ciudad. Parece que el espectáculo musical no va a celebrarse pero el “espectáculo político” que están dando desde el gobierno municipal amenaza con ser mucho más cantado que el que hubiera podido dar el cantante valenciano.

Si las cosas pueden hacerse bien, mal o regular, parece que todas las partes implicadas en este sencillo asunto se han confabulado para hacerlo todo mal.

El primero en hacer las cosas mal fue el propio cantante con sus declaraciones en una red social, primero valorando negativamente la actitud de una política autonómica de la rama local de Podemos en la Comunidad Valenciana y después, insultándola directamente. Por aquellas declaraciones, Francisco pidió perdón. Pero ya se sabe, los perdones que piden algunos no tienen tanto valor como los que piden otros, o los “yo no lo sabía”, “no era consciente de que estuviese actuando ilegalmente” y cosas por el estilo. Mal por Francisco pero, al final, rectificó y, después de todo no se trata más que de la opinión particular de un cantante.

Una vez programado el concierto, el alcalde de Alcalá, Javier Rodríguez Palacios, declaró en Ser Henares que él preferiría que el concierto no se celebrará aunque, con un talante dialogante, significó que se habían producido conciertos en localidades gobernadas por alguno de los tentáculos de Podemos recientemente. En esa intervención radiofónica dejó caer, como si nada, la posibilidad contractual de que se suspendiera el concierto si la venta de entradas fuese mal. Suele ser una cláusula que se pone en esta clase de espectáculos para proteger al empresario que lo organiza de unas pérdidas cuantiosas de celebrarse un concierto que apenas haya obtenido recaudación.

Después de todo lo que ha pasado, aquellas declaraciones del alcalde anticipando la posible razón de la cancelación del concierto parecen algo más que premonitorias. Rodríguez Palacios también lo hizo mal.

El 2 de agosto, aunque ya se venía rumoreando desde hace más tiempo, probablemente gracias a las declaraciones del alcalde, Somos Alcalá anunció la cancelación del concierto de Francisco, asegurando que se debía a la escasa venta de entradas (sic) y felicitándose por la respuesta de “las vecinas y los vecinos” (qué voy a esperar de aquellos que no cumplen con las reglas de uso del idioma que hablan) y su “contundente indiferencia” ante la actuación del cantante valenciano.

Aquí todo está mal. Desde el hecho de que la notificación oficial de la suspensión se realice por nota de prensa de un partido político que, además, no tiene entre sus responsabilidades ninguna de las concejalías relacionadas con la organización y contratación del concierto (concejalía de Mayores, pues inicialmente se trataba de un concierto para la Semana del mayor, o la concejalía de Festejos -y Cultura- responsable de la tramitación de “los conciertos de la Muralla”) y hacerlo de la manera en la que lo ha hecho. No sé cuantos han comprado entradas para escuchar a Francisco pero el texto de Somos Alcalá viene a acusarles de “machismo” por querer ver al artista. No hay ninguna razón en ese argumento que no fuese farisea. Que algún personaje público haga declaraciones deleznables, por las que ha pedido perdón, es decir, se ha desdecido y ha reconocido su error, no le convierte en un machista. ¿Harán lo mismo desde Somos Alcalá con el mensaje de Pablo Iglesias sobre lo que le haría a Mariló Montero?, ¿es Pablo Iglesias un machista?, ¿cancelamos sus mitines por machista?, ¿felicitamos a los ciudadanos que decidan darle la espalda como político? Lo que más ofende a los ciudadanos es la doble vara de medir de los políticos en función de “si me bailan el agua o no”, circunstancia esta a la que los medios de comunicación local se encuentran muy acostumbrados.

Durante muchos meses algunos artículos míos y de Portal Local denunciando y destapando la “bondades” políticas del ínclito Javier Bello y los casos de irregularidades y presuntas corruptelas del Ayuntamiento de Alcalá, contaron con habituales “me gusta” y retuits por parte de Somos Alcalá y Equo, sin embargo, ahora ya ni me contestan a través de Twitter a interpelaciones directas. Como simple ciudadano me quedaría muy ofendido si realizo una pregunta a los responsables de Somos Alcalá y no me contestaran pero, además, como director de un medio digital como Portal Local (no voy a decir que tenga tres millones de visitantes al mes, como falsamente presumían los insignes periodistas y empresarios locales que van a acabar sus días siendo los que dejaron una deuda de 1,1 millones de euros a Hacienda) siento una profunda vergüenza por el trato recibido y que extiendo a todos los que, para bien o para mal, me leen y siguen mis opiniones.

No haber contestado a la simple pregunta del número de entradas que se habían vendido del concierto de Francisco, razón “oficial” para la suspensión de la actuación, demuestra una falta de respeto que no pienso permitir. Es posible que Somos Alcalá se considere un grupo de iluminados capaces de cambiar la política de Alcalá, capaces de alterar las normas del lenguaje en beneficio de una mal entendida igualdad y, quizá, capaces de llevar a los ciudadanos de Alcalá a la senda de la igualdad a través del socialismo o del comunismo (marxismo, leninismo y cualquier otro “-ismo” hipócrita) pero lo que no estoy dispuesto a permitir es la falta de educación que supone la no contestación a la pregunta formulada. Señores concejales de Somos Alcalá (ya ven, ni aquí les sigo la corriente separando los sexos cuando disponemos del masculino genérico que une, aúna e iguala a ambos) son ustedes unos mal educados por no contestar mis tuits.

Políticamente, que haya sido Somos Alcalá la responsable de anunciar la cancelación de la actuación de Francisco, resulta muy significativo. El alcalde abrió camino asegurando que prefería que no hubiese concierto, Aranguren declaró que se haría lo mejor para la ciudad pero quien decidió que esta ciudad no merecía escuchar la formidable voz de Francisco fueron los concejales de Somos. La demostración de esta afirmación es que no se ha producido ningún otro comunicado o noticia desde una concejalía del del PSOE y que la concejala responsable del área no ha dicho ni una sola palabra.

Porque, efectivamente, la concejala de Cultura y Festejos, María Araguren, también ha hecho las cosas fatal. Si ha sido la persona que ha decidido la cancelación del evento, por hacerlo; si no ha sido ella, por dejarse invadir sus competencias por otras personas a las que no les correspondía; por no dar explicaciones en público, por dejar que este tema se enquistara políticamente cuando se trata de un espectáculo musical que tendría que estar alejado de los dimes y diretes de los politiquillos salvavidas que nos rondan por aquí, por dejar que el tema crezca hasta convertirse en una bomba que puede llevar al traste con todo lo realizado durante el último año.

Señora Aranguren, es su responsabilidad que Alcalá de Henares cancele un concierto de un cantante, por muchas y muy desagradables declaraciones que hubiese hecho. ¿Va a ejercer la censura o vamos a etiquetar a los artistas en función de sus afinidades políticas?, ¿es esa la democracia que quieren imponernos “las izquierdas” de las que habla su líder, Pedro Sánchez? Señora Aranguren, es su responsabilidad dar las explicaciones pertinentes y los datos objetivos, si existen, por los que se aplica una cláusula de un contrato que se utiliza para salvaguardar los intereses económicos de los promotores de los conciertos para los casos en los que hay un escaso aforo vendido y que, en esta ocasión, ha sido fraudulentamente utilizado por el gobierno municipal en contra de la opinión de los organizadores que se juegan “su pasta” en la organización del evento musical. Señora Aranguren, es su responsabilidad haber impuesto su opinión frente a cualquier intento de manipulación de sus “compañeros” de bancada que no de partido, es usted responsable de que la primera comunicación oficial se realizara desde una nota de prensa partidista de un partido que, además, no es el suyo. Señora Araguren, lo ha vuelto a hacer muy mal y lo sigue haciendo cada día que pasa sin explicaciones públicas.

Y, por último, la empresa organizadora del concierto, Emotional Events, me parece que también ha hecho muy mal con el texto de la nota emitida y difundida a algunos medios locales. Creo que, con las informaciones que se han difundido, son la parte más débil de la ecuación y son los verdaderos perjudicados de toda esta terrible historia que no debería haberse producido. Sin embargo, considero que algunas frases de su comunicación están “fuera de tono”. Algunos juicios de valor sobre los políticos de Somos Alcalá, el PSOE y el propio alcalde creo que se los podían haber ahorrado. Las consideraciones sobre la falta de democracia y la falta de “circunstancias políticas justas” me parecen una valoración excesiva que escapa de sus competencias, aunque viene a demostrar el profundo daño que les ha hecho la cancelación. Me parece muy justo que intenten resarcirse de las perdidas económicas (y también morales) que la suspensión pueda producirles como empresa a Emotional Events y al cantante.

Está feo que se suspenda un concierto de un cantante, más feo todavía que se haga por cuestiones políticas y ya, lo que no tiene un pase, es que se haya mentido, ocultado información y tergiversado intentando que este gran error no se conozca o que se hable lo menos posible de él. Lo siento, se conoce y va a quedar como una “medalla” de oprobio en todos aquellos que han participado.

Y lo peor de todo es la sensación que nos queda a todos de unos políticos del partido mayoritario del gobierno, el PSOE, supeditados a los intereses políticos de sus socios radicales y mal educados de Somos Alcalá que no se dignan ni a contestar a las preguntas que se les hace.

Todo esto es muy simple:

  • ¿Se ha cancelado el concierto de Francisco por su baja venta de entradas o por razones políticas?.
    • Si la respuesta es la primera: ¿Por qué el interés del Ayuntamiento en defender los intereses económicos de la misma empresa que asegura que la venta de entradas iba bien?, ¿por qué no dan los datos objetivos en los que han basado la decisión, comparándolos con otros artistas?
    • Si la respuesta es la segunda: ¿Quiere Alcalá de Henares distinguirse como una ciudad que censura actuaciones culturales por las opiniones políticas de sus artistas?, ¿quiénes van a ser los comisarios políticos que van a decidir sobre quién puede actuar y quién no?, ¿es esta la “nueva política”?

¡Fíjate tu que me han entrado ganas de ver un concierto de Francisco (cantante que no me gusta) y todo…!

Deja un comentario

6 comments

  1. No estoy de acuerdo con lo que dijo el cantante Francisco sobre Mónica Oltra, pero parafraseando a Voltaire, “defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo”.

  2. Alejandro

    Estimado señor Barcenilla,

    llama profundamente la atención la relación que usted establece untre una acción concreta (no contestar a un tuit), y una enmienda a la totalidad a Somos Alcalá. Por lo visto, la no contestación a un tuit le dota a usted de argumentos para decir que esta formación política son unos “iluminados” “mal educados” “marxistas, leninistas, etc” “radicales” etc, etc. Veo demasiado resentemiento y enjuizamiento político, más allá de una crítica a lo concreto.

    En segundo lugar, usted utiliza el término “censura” alegremente, obviando con estos conciertos están gestionados de una forma más o menos directa con dinero público. Es decir, la programación cultural atiende a criterios políticos, y si usted no sabe esto, le invito a que lea un curso de política básica. Por eso hay elecciones, y la Concejalías son de un símbolo u otro en función de lo que la ciudadanía vota. Censurar es prohibir actuaciones en el ámbito de lo privado. No sea usted demagogo.

    Tercero, los comentario machistas y cargados de odio hacia Monica Oltra son intolerables en una democracia, seas un cantante de zarzuela o un fontanero. Pero parece ser que tanto usted como algunos “defensores de la libertad de expresión” tienden a minímizarlos. Me parece estupendo, pero cuando vea las cifras de vilencia machistas en este país ni las llore ni exija a los Gobiernos que hagan algo. Es obligación de la institución pública predicar con ejemplo y hacer ver a la ciudadanía que actitudes machistas que invitan al odio no son tolerables y pasan factura. Parece ser que algunos solo se rasgan las vestiduras con el tema de la ETA y las victimas del terrorismo, pero cuando se invita al odio en otros ámbitos (por favor vea este video y juzgue usted mismo), con pedir un perdón entre dientes parece ser suficiente. Probablemente si usted fuera mujer no pensaría igual.

    https://twitter.com/escanyat/status/751452489539518464

    Reflexione un poquito ser Barcenilla, porque puede que a quien le esté pesando la ideología sea a usted. Y quizás, lo radical sea tolerar que con dinero publico se pague a impresentables así.

    Saludos

    • Constato que, a pesar de que en mi escrito se critica a Francisco, a la empresa promotora del concierto, al alcalde, a la concejala de Festejos y a Somos Alcalá, a usted solo le importa lo que he escrito de estos últimos. Me parece bien… para centrar las cosas.
      Por el hecho de que no me contesten a mis tuits (no han sido uno, han sido muchos y durante una semana) les califico como “mal educados”, ¡qué menos! Sobre “iluminados” interrogo si se sentirán así. Sobre los calificativos políticos utilizo un amplio espectro porque ellos mismos no quieren, no saben o no pueden definirse porque, atendiendo a su alter ego de Podemos, unos días son pro-revolucionarios comunistas y otros socialdemócratas. Uno no saben con qué quedarse. Y claro que hay resentimiento, oiga, no contestan a mis tuits y eso me ofende. Y claro que hay juicio político, es que se trata de un partido político que forma parte del gobierno municipal. ¿Qué esperaba? Si quiere una oda a las virtudes teologales que adornan las personalidades de los concejales de ese partido, se ha equivocado de blog.
      Sobre su segundo punto, me quedo muy preocupado y, pensando usted como lo hace, no quiero discutir mucho. Yo no puedo entender que la programación cultural deba atender a criterios políticos aunque sea por el hecho de que se financie con dinero público. Yo no lo comparto en absoluto, más bien todo lo contrario pero es que yo soy un liberal radical. Yo no sabía eso y quedo a la espera de la referencia al curso básico de política que me instruya en como decidir la programación cultural de una ciudad en función de los criterios políticos de sus concejales, creo que los firmará alguien conocido y puede ayudarme a divertirme un rato este verano. Se puede comprobar que Somos Alcalá está aplicado ese manual a rajatabla… ¡¿quién lo habrá escrito?! Entiendo que no le guste que utilice el término censura pero es que el que encaja más perfectamente en la acción de Somos Alcalá en este caso, ya lo siento.
      En su tercer párrafo, permítame decirle que ya desbarra. He dedicado los primeros párrafos de mi artículo a criticar lo dicho por el cantante, unas declaraciones sobre las que pidió perdón. Por favor, no me meta a mi en grupos por los que usted no sienta aprecio; yo digo lo que digo y no formo parte de ninguna asociación ni grupo político. Si usted cree que tiendo a minimizar el problema de la violencia de género es que no entiende lo que lee y me achaca resquemores que trae usted de otras lecturas pero no de mi. Espero que tenga el mismo criterio crítico sobre la declaraciones de Pablo Iglesias sobre las que interrogo en el texto.
      Por favor, cuando quiera criticar un escrito mío, cíñase a mis palabras no a “algunos solo se rasgan las vestiduras con el tema de la ETA y las victimas del terrorismo, pero cuando se invita al odio en otros ámbitos”, eso es hablar de otros no de mi.
      Finalmente me pide reflexión. Claro, eso es lo que hago cuando escribo. Pasan algunos días de un hecho y escribo tras haber reflexionado. Siento que mi reflexión no le guste pero es la mía. Claro que pienso con ideología, oiga, estamos hablando de políticos y yo tengo mis propias opiniones, aunque no provengan de reputados cursos de política básica que usted maneja. Y sobre si es radical que con dinero público se pague a alguien así…; para mi el dinero público no debería pagar ninguna actuación. Los conciertos para quien quiera verlos y pagar por lo que valen. Lo que no me gusta es que se introduzcan criterios políticos en la programación de eventos culturales eso me parece propio de regímenes dictatoriales en los que todos los aspectos sociales están regidos por la ideología imperante. Si un cantante que ha criticado soezmente (aunque haya pedido perdón) a una mujer no puede realizar una actuación, tampoco los que hayan defendido la violencia de cualquier otra clase, ni quiero diputados que apoyen a condenados por violencia o a líderes que se desahogan amenazando a presentadoras de televisión.
      Gracias Alejandro por leerme. Saludos.

      • Andres Sánchez

        Buenas, yo creo que si que debe haber criterios políticos y éticos en la contratación de eventos culturales. Si se tiene una concejalía de mujer para lograr la igualdad real entre hombres y mujeres que le cuesta dinero al contribuyente, no tiene sentido que por otro lado se destine también dinero publico en contratar a una persona machista.
        Un saludo

  3. No aprendemos

    Pero bueno, que pasa en la clase política, cuando llegan al poder, hacen y deshacen a su antojo, y no consultan con los contribuyentes.

    Es lamentable que la clase política -TODA- nos conceptúe como imbéciles y encima borregos, claro ellos y ellas saben que en este país nadie se mueve, por eso a los ‘borregos’ dales fiestas, futbol, procesiones, y ya lo último, la caza de Pokémon.

    Parece que nadie se da cuenta que se están riendo de todos nosotros, estamos viendo que no son capaces de ponerse de acuerdo para gobernar el país, y si nadie lo remedia, pondrán las terceras votaciones el 28 de diciembre, día de los “inocentes”. Así que sigan ustedes votando, para que ellos y ellas sigan cobrando y encima haciendo lo que les sale del ‘forro de sus caprichos’.

    Luego cuando lees noticias en otros medios de comunicación, es entonces cuando te quedas petrificado. Pero bueno afortunadamente hay personas que escriben frases antológicas:

    ¡¡TENEMOS LO QUE NOS MERECEMOS Y SEGUIMOS SIN DESPERTAR!!

    Lean a continuación la noticia publicada en un medio de comunicación:
    http://www.alertadigital.com/2016/08/03/la-penultima-de-podemos-cargo-50-000-preservativos-a-las-subvenciones-electorales-del-20-de-diciembre/