Falsa noticia en el Diario de Alcalá

Diario de Alcalá publicó ayer una falsa noticia sobre UPyD en su página web. Ante las peticiones de rectificación del partido magenta, se corrigió la noticia de manera torticera, permaneciendo el tuit y la mención en Facebook con el título original. Tras casi 24 horas, la información ha desaparecido sin que haya existido una rectificación ni una disculpa formal.

Diario de Alcalá es un semanario gratuito con precio de un euro en su portada. Se puede encontrar en algunos establecimientos teniendo que pagar por él y, en otros, de manera gratuita. Es una situación un tanto anómala.

También se puede adquirir de manos de indigentes, que piden una limosna a cambio, como ha demostrado un vídeo.

A pesar de ser un gratuito con precio en portada, se trata de un medio de comunicación que pagamos todos a través de los impuestos municipales. La empresa editora propietaria del diario, lo es también de un sitio web homónimo y de una emisora de radio.

El Ayuntamiento de Alcalá de Henares ha pagado, en la presente legislatura un mínimo de 1.626.644 euros, según las cantidades publicadas en las Actas de la Junta de Gobierno. De ese importe, 580.283 euros se han pagado a pesar de los “reparos” expresados por el Interventor municipal, por contravenir algunas normas que rigen los pagos municipales. Por ejercicios, los pagos a la empresa editora del Diario son los siguientes:

  • 2011 (jul-dic): 454.494 euros
  • 2012: 591.866 euros
  • 2013: 477.506 euros
  • 2014 (ene-feb): 102.777 euros

En resumen, cada año, la ciudad de Alcalá dedica medio millón de euros de sus impuestos a pagar el proyecto periodístico de Diario de Alcalá. A pesar de la política general de recortes en áreas sociales, culturales e internas en el Ayuntamiento de Alcalá, la partida de pagos al medio gratuito, su web y su radio, permanecen constantes en las obligaciones de pago del Equipo de Gobierno de Javier Bello. De hecho, como no frenen un poco y se mantenga constante la evolución de pagos de 2014, la cifra de este ejercicio podría dispararse por encima de los 600.000 euros, ¡100 millones de las viejas pesetas!

Para que se hagan una idea. Una página par, en el diario El Mundo, cuesta 42.000 euros. El EGM le asigna más de 1,1 millones de lectores, lo que supone que cada anuncio tiene un coste por lector de 4 céntimos.

El Ayuntamiento ha publicado 27 anuncios en las nueve ediciones correspondientes a los meses de enero y febrero de 2014. Si supusiéramos que la mitad de lo facturado al ayuntamiento por el Diario, corresponde a la edición impresa, significa que cada anuncio ha tenido un coste de 1.903 euros. Si la audiencia estimada fuese un 10% de la población de Alcalá, 20.000 personas (algo absolutamente irreal, por exceso), el coste por lector sería de casi 10 céntimos, es decir, un coste dos veces y media mayor que publicar un anuncio en El Mundo.

Gran parte de las noticias políticas que pública Diario de Alcalá, tienen un sesgo político claro, a favor del mantenimiento del actual gobierno municipal del PP; eso es legítimo. Pero, al mismo tiempo, atacan sin pudor, a todo aquello que pueda suponer una ruptura del statu-quo, con el que unos empresarios y sus trabajadores se mantienen.

A pesar de que, como vemos, los ingresos del ayuntamiento se han mantenido más o menos constantes en los últimos años, los propietarios de la cabecera (más web y radio) se han visto obligados a cambiar la denominación de la empresa y a despedir a un importante número de profesionales. Por las noticias que me han llegado, muchos no han cobrado todo lo que la empresa les debe. Esos despidos y, supongo, la mala situación económica general, ha provocado que el diario se convirtiera en semanario y que, de costar dinero, se volviera gratuito para ganar mayor audiencia, aunque mantenga un precio en la portada.

El caso es que, la dirección del medio y los periodistas que quedan, apenas dejan margen a la crítica, mucho menos a la autocrítica. Ensoberbecidos por la posición que ocupan, entre el malnutrido grupo de medios de comunicación local, son capaces de evitar que sus antiguos trabajadores puedan ser contratados en la ciudad, que otros medios puedan aspirar a una mínima parte de los ingresos de la desmesurada partida de gastos de publicidad del Ayuntamiento de Bello, son capaces de dignificar el error objetivo y criticar las posturas opuestas a quien les paga, onerosamente, y hacen posible el mantenimiento de su chiringuito.

Como es UPyD, el partido más beligerante contra los pagos que el ejecutivo local, de Javier Bello, hace al Diario, es siempre el principal objetivo de sus críticas, lo que también es legítimo. La demostración más palmaria la pudimos ver con la publicación de la noticia: “UPyD sigue utilizando el Ayuntamiento como sede del partido”. La noticia fue publicada poco antes de las 10 de la mañana del 27 de marzo, se la siguiente manera:

Noticia original

Noticia original

Cuando un concejal de UPyD, a través de Twitter, llamó la atención al juntaletras del periódico, por apellido Escudero, sobre la falsedad de lo publicado, se produjo el siguiente diálogo.

Diálogo en Twitter

Diálogo en Twitter

La información cambió. El titular pasó a ser “UPyD asegura que la foto de la reunión del Consejo Local no es en el Ayuntamiento”. Semejante noticia no era tal si no se mantiene la noticia anterior. O sea, que la denuncia primera desaparece, es decir, ya no se denuncia que los magenta sigan “utilizando el Ayuntamiento como sede del partido”, sino que la noticia es que lo niegan. Lo segundo no puede ser noticia sin lo primero. Sin embargo, Diario de Alcalá sustituyó el texto primero por el segundo.

Noticia modificada

Noticia modificada

En el momento de redactar este artículo de opinión personal, las menciones al artículo permanecen en Twitter y Facebook pero el artículo ha sido eliminado de la web, por lo que los enlaces llevan a un sitio vacío. No ha habido ni una disculpa, ni una rectificación. Sólo la denuncia falsa sobre una foto valorada “según fuentes consultadas por Diario de Alcalá”.

Mención en Twitter

Mención en Twitter

Mención en Facebook

Mención en Facebook

Personalmente, como responsable de Portal Local, estoy muy cansado de la supuesta superioridad moral, técnica y de capacidad de los pocos que siguen quedando en la redacción de Diario de Alcalá. Me entristece que un buen proyecto haya derivado en lo que es hoy, un grupo de intereses económicos que basa sus beneficios en la supuesta capacidad de generar opinión, a través de la difusión de información en sus medios. El “periodismo” hace mucho que dejó de ser el objetivo del Diario de Alcalá; a las pruebas me remito.

Ahora recibiré las merecidas acusaciones de estar a favor de los magentas. Me las he ganado. Evidentemente, estoy a favor del proyecto de UPyD de reducir drásticamente el dinero que el Ayuntamiento de Bello gasta en medios de comunicación local. Estoy en contra de que el Ayuntamiento gaste las cantidades que gasta en Publicidad y propaganda y estoy mucho más en contra, de que el 70% de esos importes vayan siempre a caer en manos de los propietarios de Diario de Alcalá.

Y, evidentemente, estoy a favor de las críticas de los concejales de UPyD contra la forma que tiene de tratar la realidad el Diario de Alcalá.

Sin embargo, no defenderé nunca que se denuncie judicialmente a un medio de comunicación, o persona física, por sus opiniones. Creo que es suficiente castigo poner en evidencia las tergiversaciones que, con mayor regularidad de la deseada, el Diario de Alcalá comete sobre la realidad de Alcalá de Henares y del gobierno municipal de Bello & Domínguez.

Deja un comentario