La encrucijada

Debe ser que no estamos acostumbrados porque, resulta evidente, que no la respetamos. Me refiero a la Constitución Española de 1978.

A lo largo de nuestra larguísima historia no han sido muchos ni muy largos, los periodos en los que hemos disfrutado del amparo de una norma suprema que nos igualase a todos. Nunca antes como ahora, hemos tenido una Ley Suprema que nos haya deparado un periodo tan fructífero tanto en lo social como en lo económico.

Pero siguen habiendo muchos que no respetan los artículos de la Constitución. Los nacionalistas son los primeros en poner en duda su valía. Son los mismos que tantas veces han destrozado la convivencia de los españoles. Siempre hay los que se creen de una rama distinta, los que afirman defender la igualdad pero ellos quieren ser “más iguales” que el resto.

También el Gobierno incumple la Constitución no obligando a respetarla, no ejecutando las posibilidades que ofrece y no reformándola cuando envejece.

Porque la Constitución puede ser reformada. La misma norma los prevé y no pasa nada si la mayoría de nosotros estamos de acuerdo en ello. Los tiempos avanzan y las leyes deben adaptarse pero siempre de la Ley a la Ley. Esto lo aprendimos muy bien en la Transición.

Estos nuevos políticos de extrema izquierda que han medrado gracias a la libertad que les ha ofrecido esta Constitución y que ni la quieren celebrar, son otros que no la respetan.

No es que pretenda sacralizada como ley inmutable escrita por Dios en una piedra. No, la Constitución puede y debe modificarse pero, claro, en el sentido que dicte la gran mayoría de los que nos vemos concernidos por ella.

Lo que me cuesta mucho más admitir es que sean los mismos que no la respetan los que se consideren con el derecho a decidir el sentido del cambio. Esto es algo de la gran mayoría o no podrá ser.

A ver si hay suerte y no volvemos a meter la pata como ha ocurrido en tantas ocasiones a lo largo de la historia cuando hemos llegado a una encrucijada.

(Artículo publicado el 5 de diciembre de 2016 en la App de Portal Local)

Deja un comentario