La extraña entrevista

Hace unas semanas fui interpelado a través de Twitter. Una persona tenía interés en decirme algo por privado. “Bueno, pues te sigo”, me dije.

Resulta que se trataba de un periodista que estaba realizando un trabajo sobre “periodismo de proximidad” y quería entrevistarse personalmente conmigo. Lo primero que pensé es que la cosa era muy rara… ¿yo objeto de interés como para una entrevista? Pero a estas cosas nunca se dice que no, a no ser que tengas algo que ocultar, seas mala persona o haya impedimentos importantes. Así que la reunión tuvo fecha, hora y lugar.

El periodista se mostró muy interesado en la composición de Portal Local, en la función que realiza y en las características que le iba enumerando. Probablemente, al mismo tiempo que él, yo mismo me iba dando cuenta de lo extraño que es Portal Local y de lo raro que soy yo, dentro del mundo del periodismo. Mi entrevistador me consideraba un periodista pero, además, soy dueño, director, redactor, fotógrafo, cámara… vamos que soy “todero” porque lo hago todo.

Mi entrevistador y yo compartimos sorpresa cuando quedó enunciado que Portal Local actúa como medio de comunicación local sin facturar publicidad. Le conté que no tengo ni estructura ni ganas para intentar competir con otros medios porque hago algunas cosas más aparte Portal Local. Le expliqué que durante una temporada publiqué publicidad de Google, a través de su servicio de Adsense. En un momento dado, la cosa comenzó a ir muy bien (lo que suponía unos 100 euros al mes) y en ese momento Google canceló la cuenta porque aseguraron que se estaban realizando “click” en los anuncios a través de un robot y que eso era, evidentemente, ilegal. Yo no hice eso, alguien que sabía las consecuencias lo hizo por mi.

Tuve tiempo de explicar los métodos de otros medios que, mientras cobran tarifas estratosféricas a entidades como el Ayuntamiento, después expulsan a la competencia en las tarifas “al detalle” con precios por debajo de los de mercado. Esas malas prácticas parece que tienen recompensa y no suponen (suponían) ningún menoscabo en su auto-proclamado prestigio.

Hablamos de la competencia que existe en Alcalá; de los viejos medios y de los nuevos. Llegué a la conclusión de que Portal Local forma parte de los viejos y, la reciente aparición de hasta 4 nuevos sitios web con actualidad local, viene a demostrar que algo debía estar haciendo mal porque Portal Local no estaba ocupando el hueco suficiente de mercado. Siempre me he alegrado de la competencia sana. Estos nuevos medios (AlcalaHoy, LaLunadeAlcalá, AlcaláYmás y Dream-Alcalá) me ayudan a darme cuenta de que las cosas se pueden hacer mejor y enseñan nuevas alternativas. Los viejos medios (Puerta de Madrid, Diario de Alcalá) continúan prepotentes, rancios, huecos… Ya no pueden ser referencia de nada… de nada bueno.

Mi interlocutor mostró extrañeza también por la separación que existe entre la opinión y la información en Portal Local. Ni siquiera comparten imagen. Siempre tuve muy claro que no quería que Portal Local se distinguiera por opinar. Es muy difícil que un medio de comunicación no tenga un sesgo político en alguna dirección; que si es de derechas o de izquierdas, pero he intentado que Portal Local se rija por un principio de ecuanimidad. Todas las noticias, eventos y comunicaciones que llegan, se publican siempre y cuando estén en fecha de actualidad. La opinión la dejo para mi porque es mía no es de Portal Local que prefiere ser literalmente un “medio de comunicación”, es decir, un sistema para que se difundan comunicaciones de aquellos que tienen algo que decir, bien instituciones políticas, deportivas, sociales, culturales…

Por esta razón existe “Cosas Que Decir”. Primero fue un blog en Portal Local con muchas firmas de personas distintas que quisieron colaborar con sus artículos; después dejaron de colaborar y murió de aburrimiento; después comencé a escribir en Tumblr para quien quisiera leerme y, finalmente, cree “CQD” como apéndice del Portal para contener mi opinión… y solo mía.

Al publicar los artículos en un entorno web del que controlaba las estadísticas, tuve constancia de la relativa importancia de las cosas que escribía; mis artículos se leían. Al ponerme delante del espejo de la verdad que supuso la entrevista con el periodista, me di cuenta que muchas de las cosas que se han dicho en esos artículos, no las ha dicho nadie. Los escándalos y escandalillos, las cuitas y las curiosidades que he ido describiendo en estos años, en contadas ocasiones habían sido destacados por otros “profesionales” de la información. Desgraciadamente porque muchas de esas noticias tienen relación con otros medios de comunicación.

Durante estos años han habido múltiples amenazas, anuncios de querellas y hasta peticiones formales de preparación de informes legales con ese objetivo por parte del alcalde de Alcalá y alguno de sus subalternos, pagados con dinero público. Debo ser un irresponsable porque, cuando encuentro una verdad, la digo y, si tengo una opinión sobre un personaje público, creo que puedo decirla.

Durante todos estos años, no diré al “pie de la noticia” pero sí al cabo de lo que se cuece en Alcalá, he visto personajes que han sido verdaderos cánceres para el devenir de la ciudad. Alguno ha tomado ya las de Villadiego, otros han sido apartados por el paso del tiempo y algunos otros siguen erre que erre beneficiándose lastimosamente de un falso prurito que solo sirve para engorde curricular y menoscabo de la ciudad para la que dicen servir.

¿He callado cosas? Claro, aquellas de las que solo tengo fundadas sospechas pero me faltan las oportunas pruebas. Lo que ocurre con todo lo que he callado es que han conformado las opiniones que tengo de los “interfeptos” y, desde mi pequeña atalaya, he intentado que mi opinión formada tuviera el mayor eco posible para dar a conocer que muchos de los males que nos ocurren provienen de esas “malas personas”. El éxito ha sido pequeño.

Mi entrevistador literalmente “desnudó” mi capacidad para crear negocio de la actividad que he desarrollado durante tantos años. Probablemente, esto es así porque la forma de asegurar un rendimiento económico de la actividad de Portal Local era supeditando su misión y mi opinión a los intereses del pagador de turno. Eso no me gustaba. En Alcalá, el mejor pagador que ha habido (si no por plazos, sí por importes) ha sido siempre el Ayuntamiento. Sin embargo, hasta la configuración de un concurso público en los últimos meses de 2014 y por el mismo Equipo de Gobierno que entregó cientos de miles de euros a dos medios locales a pesar de los “reparos” de legalidad del Interventor, no se ha podido contratar publicidad del Ayuntamiento sin tener que rendir pleitesía informativa a sus responsables políticos de turno. Gracias a ese concurso y a la objetivación de los criterios de contratación, el riesgo de verse influido por el poder político ha disminuido en los medios locales que han sido agraciados por ese concurso.

Por cierto, seguro que leen en algún medio, que curiosamente aparece en un listado de Hacienda como moroso en el pago de los impuestos que nos obligan a todos y que no forma parte de los medios que han cumplido con los criterios del nuevo concurso objetivo de publicidad institucional del Ayuntamiento, que ellos mismos renunciaron al concurso. Bueno, ellos se presentaron, ellos recurrieron el concurso ante la justicia administrativa y, si realmente hubiesen renunciado al concurso no habrían hecho ni una cosa ni la otra, como hizo Portal Local. Sin embargo, conviene que se sepa, aunque no se diga, que su recurso fue rechazado por la justicia correspondiente, es decir, que no tenían razón.

Permítanme que guarde, para mi satisfacción personal, muchos otros momento de la entrevista como entrevistado. Lo cierto es que me quedé con la sensación de que lo único que he pretendido durante todos estos años de actividad en el mundo de la comunicación, ha sido mantener la integridad de mi opinión personal como extensión de mi persona y que el beneficio económico nunca fue un objetivo. Lo segundo lo he conseguido sin paliativos. Lo primero, no lo tengo tan claro…

Deja un comentario

1 comment

  1. Julio

    Algo se mueve y se mueve tanto que todavía quedan noticias de las antigüas rémolas de la comunicación alcalaina pendiente de dar noticias judiciales, lo que desconozco es como lo van a devolver a no ser que tengan dinero en paraisos fiscales y se pueda recuperar…