La «no» Asamblea del PP de Alcalá

Ha pasado más de una semana desde que el PP de Alcalá celebró un encuentro, con la presencia de un diputado nacional, pero Bello no ha presentado su dimisión. Sigue imputado por un presunto delito de corrupción y, tras todas las críticas recibidas en ese encuentro, parece seguir estando más cerca de los “altares” informativos de una entrevista para el fin de semana en la web del Diario de Alcalá que de hacer el petate y abandonar la vida pública.

El grupo de afiliados englobados en “Nuevo Impulso” ha pedido públicamente la celebración de una Asamblea Extraordinaria. Según los estatutos, es una figura interna que requiere unos procedimientos para su convocatoria y que puede acabar obligando a cambiar la composición del Comité de Dirección. Aunque desde el PP de Alcalá se denominó Asamblea a lo acontecido el viernes, 30 de octubre, en su nueva sede, lo cierto que es no fue tal. Ni por la forma ni por el fondo. Sin embargo, se trataba de la primera ocasión en la que los afiliados pudieron elevar su voz desde las pasadas elecciones municipales, aunque se tratara en un formato mucho menos regulado, ordenado, publicitado y masivo que si hubiese sido una Asamblea formal.

Hablaron unos cuantos, se dijeron cosas muy interesantes, hubo silencios muy significativos y el tono general fue de crítica hacia el actual presidente del PP local, el “imputado”, como a él mismo le gusta presentarse con su irresponsable sorna habitual.

Fotografía tuiteada por el Secertario General del PP de Alcalá, Marcelo Isoldi.

Fotografía tuiteada por el Secertario General del PP de Alcalá, Marcelo Isoldi.

La razón por la que Bello parece sentirse tan fuerte al frente del partido es porque, aunque él podría dimitir en cualquier momento: “Es que a lo mejor me han pedido también que no lo haga… A lo mejor es que me han pedido que no lo haga…. Te invito a que hables con la Presidenta y lo comentes con ella, con las dos presidentas, con la regional del partido y con la Presidenta de la Comunidad de Madrid. Diles ‘oyes queremos que dimita este hombre’. Sin ningún problema.” Es decir, parece que el PP de Madrid (cualquiera de sus dos presidentas o las dos a la vez) respaldan la labor de Bello al frente del PP de Alcalá y no le dejan dimitir a pesar de la imputación que pesa sobre él.

O quizá la fortaleza le venga de la entretenida visión que sobre el tema de la imputación le brinda su principal asesor y abogado, el también concejal Octavio Martín. Por un lado, la peregrina distinción entre “imputado” e “investigado”. Si convenimos en que son lo mismo pero que una palabra resulta más dañina que la otra, lo cierto es que, cuando cambie la Ley y se deje de denominar “imputado” y pase a ser “investigado”, los acuerdos de los partidos que dicen que los “imputados” deben dimitir tendrán que pasar a decir que los que deben dimitir serán los “investigados”, así que estamos en la misma. Por otro lado está el sorprendente (a la par que mezquino) desdoblamiento jurídico que supone distinguir entre el Javier Bello presidente de la Junta de Gobierno del Javier Bello como persona y presidente local del PP. Por lo oído, solo uno de los dos está imputado y, defiende el Sr. Martín, la incoherencia de criticar a los dos por igual (sic).

Un resumen significativo de lo ocurrido en esa reunión de afiliados lo podemos encontrar en un par de tuits que el diputado nacional publicó al día siguiente: “Ayer estuve con el @ppdealcala Queridos compañeros,hay q hablar mucho q hablando se entiende la gente y todos a una!”, y, para rematar; “Ayer con el @ppdealcala Muchas gracias por vuestra acogida!!! Creo q la asamblea fue, cuando menos, instructiva”. Tal fue el susto y la sorpresa que el diputado se llevó de lo ocurrido en esa mal llamada asamblea.

En Alcalá, los afiliados del PP creen que el partido local es algo importante pero no dejan de recibir señales de que probablemente no es así. Se anunció a bombo y platillo la presencia de la Secretaria General del PP, María Dolores de Cospedal, para la inauguración oficial de la nueva sede. Hasta cuatro tuits se emitieron desde la cuenta oficial del partido para anunciar el evento y varios retuits de la noticia publicada por algunos medios digitales. Al final, se aplazó “sine die”. Dicen las malas lenguas (las bien informadas) que se debió a que la propia Secretaria General del partido desconocía que el presidente local del partido estuviera “imputado” y que, cuando se enteró, la visita fue cancelada.

Lo mismo pueden pensar los afiliados tras lo desvelado por Bello. Son las dos presidentas del PP de Madrid las que no le dejan dimitir, a pesar de la imputación… ¿o no es así? ¿Se tienen en cuenta desde Madrid las críticas generalizadas de los afiliados del PP local o se tiene más en cuenta la opinión de la directiva en modo “autoprotección” y del medio de cabecera tan “bien pagado” y tan pagado de sí mismo? Incluso, preguntaré mejor, ¿llegan a conocer en Madrid las críticas generalizadas y el enrarecido ambiente que se respira (que no “aguas revueltas” porque el agua no se puede respirar a no ser que sea un pez) en el PP alcalaíno?

Como medida del interés del PP local de promocionar la visita del diputado nacional, Mariano Pérez-Hickman, y por tanto de la teórica Asamblea, baste decir que mientras que la “suspendida” visita de Cospedal mereció los 4 tuits directos que he comentado, la de éste se saldó con uno. Tampoco se remitió ninguna carta a los afiliados ni se hicieron las otrora habituales llamadas de teléfono para que la especie se divulgara lo más rápidamente posible. Probablemente no se ha actuó así porque, la persona que “siempre” hacía esa función, se ha marchado porque la estaban haciendo “la vida imposible”, por mucho que el actual Secretario General local (antes teórico díscolo, proto-candidato y actualmente manso) dijera que la marcha fue por un problema suyo (de ella)… ejem. Por la reacción de la gente antes esas palabras, los demás parecían conocer la verdad. Puede interpretarse que los actuales mandatarios del partido no tenían mucho interés en que fueran muchos afiliados a oír al diputado nacional y a hablar de las elecciones del 20-D…

Las intervenciones fueron mayoritariamente críticas frente a la actual dirección. Los que apoyaron al actual presidente, miembros del Comité de Dirección, lo hicieron con sordina conscientes de su inferioridad numérica y de estar luchando contra una corriente general en contra. Llamaron la atención el silencio de algunos fieles de Bello, como el recién afiliado pero ya concejal, Markel Gorbea, o el escaso énfasis en la defensa de la gestión de Bello del concejal Víctor Chacón o el no-electo presidente de Nuevas Generaciones, Matías Pérez Marco, más ocupado de justificar su gestión que de defender la de su alter ego. Porque no fueron 25 de NNGG, apenas una docena…

La reunión fue bronca, dura e intensa. Con respeto, se dijeron muchas cosas y la gran mayoría de los que intervinieron pidieron la dimisión de Javier Bello como consecuencia de su gestión al frente del partido, de los resultados logrados en las pasadas elecciones municipales y de su imputación por un presunto delito de corrupción.

La mala gestión se percibe entre los afiliados por el mal trato que reciben de la “cúpula” actual del partido, por la mala organización de las reuniones y comisiones, por la falta de movilización, por la preeminencia de los advenedizos, por la opacidad de las decisiones…

A los malos resultados electorales se ha llegado por culpa de muchas pequeñas meteduras de pata que desembocan en el hecho objetivo de la pérdida del poder tras los resultados cosechados en las pasadas municipales. El supuestamente “brillante analista” Chacón llegó a equiparar la pérdida de votos en Alcalá a la que experimentó el partido en Torrejón, ¡una localidad en la que el candidato local revalidó su mayoría absoluta!… alucinante comparación.

Recordando un artículo anterior: «La alcaldía para Javier»

Y no podemos olvidar el hecho incontestable, hasta para los más acérrimos defensores de la gestión del exalcalde (verdad, Octavio), de que se encuentra imputado por un presunto delito de prevaricación administrativa que supuso el pago irregular (en opinión del Interventor municipal) de más de 1,7 millones de euros a diferentes empresas, con especial predilección por dos empresas locales de comunicación. Además, la cosa “pinta mal”. Del análisis interno que el actual Equipo de Gobierno está haciendo de la “herencia recibida” no se puede descartar (más bien al contrario) que aparezcan nuevas denuncias ante los juzgados de Alcalá, lo que complicaría, aún más la situación de Bello como máximo responsable del PP.

De la gravedad de la crisis interna a la que se enfrenta Javier Bello dentro del partido que preside, da justa dimensión el hecho de que haya concedido una entrevista a su medio de cabecera, para poder cargar a sus anchas contra aquellos que legítimamente le critican políticamente. ¿Ustedes creen que ese medio pondría su portada y su “Jefe de política” al servicio del exalcalde para una entrevista monotemática si la situación no fuese tan grave como es? Esa entrevista, que sin duda merecerá otro artículo, sirve para que Bello reincida en sus profundas contradicciones, en sus sorprendentes teorías y en alguna que otra mentira que viene siendo la mezcolanza habitual de las diatribas de este político del tres al cuarto sin credibilidad ninguna.

Bello hace uso, en esa entrevista, de un derecho que tienen negado el resto de afiliados críticos. Si alguno de ellos dijera públicamente algunas de las acusaciones que Bello vierte, sin duda el propio Bello se encargaría de llevarle ante el Comité de ética (o como se llame) del PP para intentar su expulsión del partido por vía disciplinaria… no sería la primera vez.

Pero Bello tiene, cada día que pasa, menos credibilidad. Llegó a prometer, con emisarios intermediarios, que se celebraría la Asamblea que Nuevo Impulso solicitaba… nada de ello. También dijo que si tras la declaración ante la juez seguía como imputado, dimitiría… nada de ello. Ahora dice que “sí, éste va a ser mi último mandato al frente del PP de Alcalá”… ¡pero si es el primero! Cómo se puede llamar último a algo que haces por primera vez. Bueno, a ver si esta vez es verdad lo que dice…

Pero, oiga exalcalde, ¿no se va porque como se lo están pidiendo tantas veces, tantas personas y, como usted es “más chulo que un ocho”, no quiere o porque efectivamente las dos o una de las presidentas del PP de Madrid le han pedido que no lo haga? Las cosas cambian mucho de una situación a otra. En el primer caso, usted sería un mal tipo. De tratarse de la segunda, usted sería una víctima de la alta política madrileña y estaría permitiendo que el PP de Alcalá siguiera cayendo en el descrédito en aras de un teórico bien mayor emanado de Madrid.

Que bien estaría que pudiéramos resolver esta cuestión… mientras tanto, continúa el PP de Alcalá desangrándose.

Deja un comentario

2 comments

  1. Soledad

    Bello no quiere dimitir porque no se siente culpable, el puesto se lo dejó Bartolo con todos lo que había y el se dedicó a cumplir como mandan los canones. Bartolo se mantiene con su aforamiento sino también estaría imputado. Por otro lado cuando el autor de este artículo hace mención a un supuesto medio de comunicación digital, primero debería comprobar si ese medio, la empresa y sus administradores cumplen con la ley, se investigue si pueda estar al margen de ella…

  2. ¡¡Hay que tener cara dura!!

    Sr. Bello, como puede Usted tener la cara tan dura de reflejar en un medio de comunicación local, la parrafada que le han publicado.

    Usted está ya más acabado que ‘una colilla en un charco’, Usted ha hecho mucho daño a la ciudad de Alcalá de Henares, Usted no sabemos si sabrá que hay un refrán que dice: ‘Uno vendrá que bueno te hará’, y Usted ha hecho bueno a su antecesor Bartolomé González.

    Usted se está riendo ahora y antes de todos los contribuyentes que le hemos estado pagando su astronómico sueldo, por favor, le pedimos la mayoría de los contribuyentes, que deje el sillón, y se incorpore al trabajo donde estaba antes.

    No abuse de la paciencia de los contribuyentes, y si tiene ‘arrestos’ visite los barrios periféricos y verá que recibimiento le hacen, pero claro para eso hay que tener muchos arrestos, por no decir muchos, bueno lo que ponen las gallinas.

    Claro si Usted hubiera recorrido las calles de los barrios periféricos, muchas veces le llegarían a sus oídos una frase: ya está aquí el ‘Bello-tero’.

    Un consejo muy sencillo: Deje Usted de hacer el ridículo y márchese, haría un gran favor primero a los vecinos y segundo al Partido Popular.

    Les dejamos a Usted y al Partido Popular algunos datos para que vean el daño que se ha hecho con sus medidas a Alcalá de Henares.

    Bello tapaba la boca a dos medios locales con 662.993 euros al año
    http://www.alcaladigital.com/2015/Octubre/291015/alcala/01.html

    Javier Bello prestó declaración en los Juzgados de la Plaza de la Paloma
    http://eldigitalcomplutense.com/2015/10/21/javier-bello-presto-declaracion-en-los-juzgados-de-la-plaza-de-la-paloma/

    Imputan al ex alcalde de Alcalá Javier Bello
    http://www.20minutos.es/noticia/2549958/0/imputado-exalcalde-alcala/javier-bello/publicidad-medios-locales/

    El Partido Popular de Alcalá en pie de guerra
    http://eldigitalcomplutense.com/2015/07/15/el-partido-popular-de-alcala-en-pie-de-guerra/

    Javier Bello y el cuento ruso de los tres sobres
    http://losverdesdelhenares.blogspot.com.es/2015/07/alcala-de-henares-javier-bello-y-el.html

    Los hermanos lobbistas detrás de la perdida de la alcaldía a Bello como lo hicieron con Peinado y Bartolo
    http://www.alcaladigital.com/2015/Mayo/250515/alcala/03.html

    Alcalá de Henares, a la cabeza de las ciudades más sucias de España
    http://eldigitalcomplutense.com/2015/04/28/alcala-de-henares-a-la-cabeza-de-las-ciudades-mas-sucias-de-espana/

    El PP se merece a Bello (y viceversa)
    http://cqd.portal-local.es/el-pp-se-merece-bello-y-viceversa/

    El alcalde de Alcalá de Henares, Javier Bello, tiene un problema con las redes sociales.
    http://cqd.portal-local.es/si-usted-no-se-averguenza-permitame-que-yo-averguence-por-usted/

    Video de Javier Bello