Presupuestos prorrogados… otra vez

Me he puesto a ver, de nuevo, el vídeo de la rueda de prensa sorpresa que utilizó el alcalde de Alcalá, Javier Bello, para comunicar la prórroga de los presupuestos municipales para 2013.

El vídeo puede visitarse en YouTube en la dirección http://youtu.be/2Ocg0KnnSes?t=9m

Lo podemos ver gracias a la grabación de Pilar Navío y el montaje y edición de RadioAlcala.net

Las imágenes incorporadas aquí son capturas del vídeo mencionado. 

image

Como las formas en política suelen ser tan importantes como el fondo (recuerden ustedes lo que ha coleado y coleará la rueda de prensa que Mariano Rajoy ofreció desde una pantalla de plasma), me he detenido en examinar las circunstancias de la rueda de prensa del alcalde del pasado 30 de diciembre, lunes.

Ese día se celebró la última Junta de Gobierno del año. En su breve Orden del Día no figura ningún punto referente a la prórroga de los presupuestos municipales. Esto significa que, en su pleno ejercicio de “responsabilidad”, no pensaban prorrogarlo cuando lo redactaron el viernes anterior.

El anuncio de rueda de prensa fue enviada a los medios a las 10:33 del lunes, tal y como figura en la cabecera del email que fue remitido a la lista de medios locales que recibe Portal Local, y la rueda de prensa tenía hora de comienzo las 11:30 horas. Es decir, menos de una hora entre la convocatoria y el comienzo. Es una prueba más de la falta de previsión de la decisión tomada. Es muy posible que la decisión de aprobar la prórroga de los presupuestos fuera tomada durante el fin de semana o durante el mismo lunes, de ahí la prisas.

Yo me inclino a pensar en el lunes porque, de haber sido durante el fin de semana, bien podía haberse remitido la convocatoria de prensa incluso antes de la hora de comienzo de la Junta de Gobierno (suele ser las 9:30 horas) para asegurar una mayor presencia de medios de comunicación.

Deduzco pues, que la “responsable” decisión de prorrogar la presupuestos, esos mismos de los que la oposición lleva reclamando el proyecto meses, se tomó, como mucho, unas horas antes de la rueda de prensa. Vamos, que debió ser algo así como un rabioso ataque de “responsabilidad”.

Finalmente, la rueda de prensa resultó tan precipitada que para que la sala en la que se celebró no retumbase el eco de su vacuidad, fue rellenada convenientemente de concejales.

image

Comenzó el alcalde su preparado discurso, alrededor del concepto de “responsabilidad”, con un periodista en la sala y una camarógrafa (gracias a la cual tenemos imágenes). Había 11 personas pero sólo un periodista. Se mantuvo así la situación hasta que, sobre el minuto de grabación, llegó otro prócer junta-letras. Bueno, ya había 12 personas en la sala, aparte el alcalde que suponía el número 13.

Tal y como podemos ver en el vídeo, se dieron cita en la sala 7 concejales, el “hijísimo” jefe de gabinete y el que creo reconocer como escolta del alcalde (me perdonarán si me equivoco). Alguno parecía estar dormido, otro atento a su móvil, otros con cara de aburrimiento y la mayoría con su cara habitual.

¿Cómo valoramos esto? La intención de que la rueda de prensa sea dada por el alcalde y que semejante representación de concejales acudan a la misma no puede ser interpretada de otro forma que como la unión del Equipo de Gobierno detrás de la figura de Javier Bello. Es decir, todos, por lo menos los presentes, afirman con su presencia apoyar las decisiones y acciones que se toman y han tomado en la Junta de Gobierno. Como en Fuenteovejuna; “todos a una”.

No deberá extrañarles, pues, que consideremos a todos en un mismo saco y que las consecuencias que pudieran derivarse de sus decisiones sean repercutidos a todos de manera solidaria.

Por otro lado, resulta muy sorprendente ver y escuchar el discurso del alcalde para tan exigua representación periodística y tan nutrida representación institucional de vasallos. No puede tener la misma interpretación un discurso destinado al pueblo, a través de los medios de comunicación, que el destinado a un público compuesto principalmente por sus concejales.

En otro momento, si se tercia, habrá que analizar el fondo del mensaje del alcalde, pero en este caso, quiero valorar la forma, el entorno.

Una decisión de última hora, una rueda de prensa convocada de forma rápida y precipitada, un discurso creado para mantener la integridad de la decisión e intentar venderla como “responsable”, una puesta en escena que supone la presencia de hasta 9 miembros del equipo del alcalde (7 concejales) y más de 15 minutos de duración (el vídeo dura 14:26 y tiene varias pérdidas por cortes)… ¿qué significa todo esto?

Pues, en mi opinión, algo ha pasado durante el fin de semana anterior o el mismo lunes. La prórroga de los presupuestos se toma el 30 de diciembre de una manera precipitada y forzada por algún tipo de circunstancia. Después el alcalde habrá intentando venderlo como un ejercicio de responsabilidad, con mayor o menor éxito en función de la experiencia y el interés de la oreja de quien le haya oído, pero es evidente que algo ha forzado a tomar esa decisión, en el último momento.

Puede haber sido una cuestión técnica. Podría ser que el Interventor municipal haya llamado la atención sobre la irregularidad que supone entrar en el ejercicio 2014 sin haber aprobado un nuevo presupuesto o sin haber prorrogado el vigente. Eso podría haber precipitado todo pero no lo creo. Esa advertencia debía ser conocida anteriormente porque el famoso Informe de la Cámara de Cuentas lo señalaba de las cuentas de 2010 como irregularidad. Personalmente, lo desecho.

Tampoco creo en el ejercicio de la “responsabilidad” en el que el alcalde ha basado el “titular” de su discurso. Actuar de manera responsable habría sido presentar un proyecto hace unos meses y haberlo compartido con los partidos de la oposición en la búsqueda de un consenso para obtener un óptimo presupuesto para la ciudad. Nada de eso ha ocurrido. Han intentado vender como “responsable” una decisión de ultimísima hora, tomada de una manera precipitada. A mi esto no me cuela. Pero, ¿qué ha podido forzar esta decisión precipitada?

Hay que tener en cuenta que no ha sido nunca intención de este Equipo de Gobierno otra cosa que forzar esta decisión. Durante los meses del otoño, periodo natural para la redacción del proyecto de presupuesto, se han dedicado a otras cosas pero no a eso. Sin proyecto sobre el que discutir, es imposible ofrecer una imagen de responsabilidad, por mucho que lo intenten. pero, ¿por qué dejarlo para el último momento?

Se me ocurren dos cosas: han llevado negociaciones secretas con algún partido de la oposición para sacar adelante el nuevo presupuesto (el mismo partido que ayudó con su abstención a aprobar las de 2013) y han resultado infructuosas o bien han recibido alguna orden superior diciéndoles que no se esfuercen que no tienen nada que hacer pero que mantengan las apariencias. Bien pudiera haber una tercera opción pero no se me ocurre.

image

Personalmente, interpreto la decisión, la forma de darla a conocer y la precipitación de la que he hablado, como una señal inequívoca de desgaste, de incapacidad, de pérdida de legitimidad para el gobierno local. Cuando se prorroga un presupuesto es porque no se puede aprobar uno nuevo pero si, como en este caso (por lo menos de manera pública), ni siquiera se ha presentado un proyecto inicial, significa que han bajado los brazos es una demostración palpable de que no tienen nada que poder ofrecer en la gobernación de la ciudad.

¿Habrá novedades en consonancia que esta actitud en los próximos meses?

Deja un comentario

1 comment

  1. Pingback: Ni presupuestos, ni nada - Cosas Que Decir