Reparos y botellones

Ayer publicaba Portal Local dos informaciones que, por sí solas y en un país normal, podrían hacer caer un gobierno municipal. No será el caso en Alcalá. De hecho, estoy seguro de que muchos de los que lean mi anterior afirmación, se echarán las manos a la cabeza pensado que estoy desvariando. Para mi eso es reflejo de la falta de salud democrática que padecemos y del chalaneo y corporativismo político en el que, desgraciadamente, vivimos.

Estas son las dos noticias:

Respecto a la primera, exclusiva de Portal Local basada en la información pública de las Actas de la Junta de Gobierno del año 2013, no he oído a ningún grupo político municipal decir nada de manera pública. Más allá de los retuits de miembros de UPyD y de su mención en agregadores locales de noticias, lo cierto es que apenas trasciende.

La noticia afirma, ni más ni menos, que los miembros de la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Alcalá, presidida por Javier Bello Nieto, han aprobado, por unanimidad(es decir, todos están de acuerdo en ello), el pago de casi 900.000 € del dinero de los impuestos de todos, para el pago de bienes y servicios que el Interventor municipal considera que no se ajustan a la Ley.

¿Es grave o no es grave?

El funcionario encargado de corroborar la legalidad de las medidas económicas que se toman en un Ayuntamiento (que al final son todas), afirma que esos pagos no cumplen con las normas, y los políticos responsables se lo saltan a la torera y los aprueban.

Más allá de que la cabeza del león de esos gastos haya ido a parar a los medios de comunicación local de la ciudad (nada menos que 670.238,09 €), precisamente los dos medios que más y mejor defienden el proyecto de este alcalde (sí, ya sé que llamar proyecto al devenir de Bello es una osadía); digo que lo que más curioso me resulta es que ni PSOE ni IU hayan hecho bandera de un tema tan flagrante como este. Los concejales de UPyD han ido destapando importes escandalosos destinados como pagos de publicidad y han decidido “ir a la calle colegios” para que la justicia tome cartas en el asunto.

Esta misma semana hemos sabido que, el tribunal de instrucción de Alcalá sobre el que han recaído las querellas criminales de UPyD por la gestión del anterior alcalde,Bartolomé González, el actual, Javier Bello y la anterior Interventora municipal, ha comunicado a las partes la apertura de diligencias previas para la investigación de las acusaciones. Entre esas acusaciones está la del incumplimiento de la ley al aprobar pagos en contra de los informes de Intervención. Este hecho no ocurrió bajo el mandato de “Bartolo”, está ocurriendo en la actualidad con la alcaldía de Bello.

Sin embargo, ni PSOE ni IU han dicho ni pío públicamente y lo poco público que han hecho ha sido para criticar la “judicialización” de estos temas. Pero, ¡señores!, ¿cómo no se va a judicializar ese tema si ustedes no hacen nada para depurar responsabilidades políticas? Por lo menos, el PSOE intentó echar a “este PP” del gobierno municipal y ha sido IU (nunca será este partido suficientemente recompensado) quien ha mantenido a Bello en la alcaldía hasta 2015 permitiendo que siga haciendo… pues lo mismo que se ha hecho siempre.

Y si los partidos de la oposición se reparten distintos niveles de culpa desde la poca deUPyD hasta la elevada de IU sobre esta situación, ¿qué decir de los concejales del Equipo de Gobierno?

Que existe una profunda división entre los concejales del PP, es un secreto a voces que todos los medios sabemos y que cada vez se trata menos de ocultar. Empero, no hay nadie que se niegue a seguir cometiendo las irregularidades avisadas por el Interventor con sus “reparos” y que denuncie el malgasto que se lleva a cabo. Así, es inevitable que consideremos que todos los concejales del PP son iguales y, si llega el momento de hallar culpables, no quede ninguno que pueda enarbolar la bandera de la inocencia.

A más a más, todo el PP de Alcalá de Henares compartirá la misma culpa pues, siendo correctamente informados de los desvíos y de los errores cometidos, no han hecho nada por evitar que se sigan cometiendo. De ahí la continua pérdida de afiliados y la creación de nuevos partidos políticos sobre la osamenta de elefante que exhibe el partido deBello.

Se trata del dinero de todos. Ese mismo dinero que se llevan todos los concejales a razón de muchos diezmiles al año, y hasta de cienmil en el caso de Javier Bello. Ese dinero que estos políticos creen que “no es de nadie” y sobre el que pueden imponer sus criterios como si fuese suyo. Pues resulta que no es suyo y que el Interventor dice que no están gastando correctamente pero ¡aquí no pasa nada!

Nadie dimite, nadie alza la voz, nadie se avergüenza. Si acaso, puede que intenten emplumar al mensajero con alguna denuncia, tras pasar por los informes del abogado de turno que con tanta fruición preparan por petición del máximo responsable.

Y, ¿qué me dicen de lo del “botellón” de casi 50.000 euros? Esta denuncia, realizada por UPyD del Ayuntamiento de Alcalá, entronca con otra previa que mostraba cómo el Ayuntamiento había gastado 22.000 euros en dos medios de comunicación local (sí, esos, los de siempre) para promocionar un concierto benéfico (de Hombres G) que sólo recaudó 4.044 euros.

Esta nueva historia es parecida, pero peor. El ayuntamiento gastó 18.800 euros en publicidad y otros 19.500 euros en gastos organizativos que incluía un verdadero banquete para los artistas que convirtieron la fiesta en un “botellón” más o menos juvenil. Lo cierto, es que volvió a recaudarse una cantidad muy inferior a lo gastado (escasos 6.300 euros) y, lo que es peor, no hay constancia de que el dinero llegara a la embajada de Haití.

Son muestras y más muestras de la forma de ejercer la política en Alcalá. De gastar por pálpitos y sin control, sin mesura, sin conocimiento. ¿Cómo pueden gastarse esos importes en promociones de eventos y en organización de los mismos con tan ridículas capacidades de recaudación?

No estamos hablando de hace 10 años cuando los ayuntamientos tenían tanto dinero, estamos hablando de la presente legislatura (2011 el “botellón” y en 2012 el Concierto de Hombre G), con la crisis marcando el ritmo de la vida de todos los alcalaínos pero, por lo visto, no de los políticos que gobiernan esta ciudad, no de Javier Bello y de su sueldo de 6 cifras, no de las decenas de técnicos municipales que cobran incluso más que este alcalde.

Y vuelvo a lo mismo, nadie se avergüenza, nadie denuncia, todos callan. Así ¡cómo no vamos a pensar que son todos iguales!

Deja un comentario

1 comment

  1. ¡¡No aguantemos más!!

    Lo de este alcalde está llegando a límites que rayan la indecencia, tiene una deuda de 318 millones de euros y ahora nos enteramos que está pagando a EDITORA REGIONAL DE MEDIOS, S.L. que puede ser presuntamente el Diario de Alcalá, y a SANDALIO SAN ROMÁN HERNANDEZ que puede ser presuntamente Puerta de Madrid, en los años 2013 y 2014, 1.085.872,49 de euros.

    ¿Como los contribuyentes que les pagamos 1.646.300 euros al año a los 26 concejales del ayuntamiento y al alcalde, permitimos que se gaste este dinero en publicidad en dos medios de comunicación para que se dediquen a hablar muy bien de su gestión?

    Pero lo más lamentable es que los miembros de la oposición PSOE, IU, UPyD y España2000
    permitan que este gran señor y sus adláteres terminen arruinando al ayuntamiento de Alcalá de Henares -bueno ya está arruinado- y ellos cobrando todos los meses y riéndose de los “tontitos y tontitas” que pagamos sus abultados sueldos

    Tiempo al tiempo, puede ser que alguno o alguna, tengan que pasar por los juzgados e incluso terminen en Alcalá-Meco, presuntamente claro.

    Como dicen personas inteligentes, tenemos lo que nos merecemos.