Sin barrer

El Pleno de ayer tenía como punto estrella el debate sobre las subvenciones otorgadas por Somos Alcalá a “sus amigos”, como así ha denuncia el PP. Pasado el Pleno, vistos los gritos y el “numerito” montado tanto por el PP como por Somos Alcalá, los que no tengan una idea preconcebida sobre el tema porque no empaten ni con unos ni con otros, estarán igual que al empezar.

El PP bebió ayer de su propia medicina. La misma que ha hecho tragar a otros en la oposición durante años; prepotencia, altanería, chulería y falta de transparencia. Es lo que tiene disponer de la última palabra en el doble turno reglamentario, que lo importante se queda sin decir en la mayoría de las ocasiones.

Siguiendo la misma estrategia que usaba el PP antaño cuando se trataba un tema que podía perjudicarle, ayer el Salón de Plenos se llenó de acólitos de los concejales del Equipo de Gobierno. Se dedicaron a jalear las palabras de Jesús Abad, de Somos Alcalá, y a interrumpir y criticar las palabras de Víctor Chacón, portavoz del PP. En legislaturas pasadas ocurría al contrario; la “clá” de los pro-populares criticaban a aquellos que intentaban sacar las vergüenzas del PP. Pues ahora ha pasado lo mismo, pero al revés.

Algunos pensarán que ya era hora que el PP sufriera lo que otrora hacía sufrir a los demás. Yo creo que eso significa seguir haciendo las cosas de la misma manera y, de esta forma, quien se sigue perjudicando es la ciudad, que no avanza.

El PP aprovechó una moción, que pedía que los concejales no participaran en los concursos de subvenciones, para referirse a la noticia que ABC publicó a su dictado la semana pasada y que desvelaba que 4 concejales de Somos Alcalá habría participado activamente en otorgar subvenciones a dos asociaciones en las que había, digamos, “viejos conocidos” de partido. En la exposición de motivos vendió su mercancía publicada en el ABC, sobre las irregularidades cometidas.

El Equipo de Gobierno contraatacó con una enmienda a la totalidad que narraba la bonita historia del nacimiento de este fondo, al que no paran de denominar “ahorro” pero que se gasta en proyectos sociales. Concluyen que no puede decirse que Somos Alcalá favorezca “clientelarmente” a asociaciones porque, sencillamente, Somos Alcalá y el tejido asociativo son uno solo… Lo que no se explica es por qué no evitaron votar en el concurso porque eso de darse dinero “uno mismo” no está bien visto.

Suso Abad, jaleado por sus incondicionales, repartió una página de excel que hoy se ha difundido por Twitter. Teóricamente, esa hoja debía explicar que los concejales votaron con puntuaciones más bajas que los técnicos, los proyectos ganadores pero, lo cierto, es que eso no puede verse porque simplemente aparecen las votaciones de los técnicos a los proyectos ganadores y a otros cuyo nombre se omite.

Por tanto, la acusación de irregularidad sigue en pie. Los concejales de Somos Alcalá debieron abstenerse en la votación de, por lo menos, las asociaciones en las que tenían “amigos” y, si como ellos mismos dicen, todo el tejido asociativo de Alcalá es uno con Somos Alcalá, no deberían haber votado en ningún caso. Por cierto, un reconocimiento de su error es el hecho de que la enmienda presentada por el Equipo de Gobierno concluya diciendo que “se desarrollarán mecanismos de control que regulen las incompatibilidades para toda la corporación, personal funcionario o laboral, del Ayuntamiento, para cualquier procedimiento de gasto del Ayuntamiento de Alcalá de Henares”. La redacción de este párrafo refleja que se ha hecho a toda prisa y, aunque sugiere lo que desea hacerse, desde luego, no precisa en absoluto, en qué sentido irá esa regulación. Lo cierto es que viene a reconocer que pudo hacerse mejor.

Lo peor de todo es, en mi opinión, que los que ahora están en el poder han utilizado las mismas infamantes armas que usaron anteriormente los que antes lo ostentaban y de la misma manera. Resulta tan risible la pedante actitud del PP horrorizándose por un procedimiento mal ejecutado por los concejales de Somos (con toda la negativa historia que atesoran las hemerotecas), como la actitud de los concejales de Somos Alcalá atacando a la oposición tachándola poco menos que de no tener legitimidad para su crítica. Sí, ha vuelto el “y tu más” o, mejor dicho, nunca se ha ido.

En resumen; se han cambiado los papeles entre la derecha y la izquierda local pero, como siempre, la casa la tienen sin barrer.

(Artículo publicado el 21 de diciembre de 2016 en la App de Portal Local)

Deja un comentario