Son

El gobierno municipal decidió cumplir con las amenazas del alcalde que en la radio dejó claro que no le gustaba que el cantante valenciano actuara en Alcalá y presionó para que el concierto se cancelara. Para ello recurrió al eufemismo de la escasa venta de entradas para justificar el acto político de censura. Si Julieta Venegas hubiese sabido que haciendo declaraciones machistas se hubiese librado de actuar en Alcalá, probablemente se lo hubiese pensado.

Mientras que los astutos del equipo de gobierno prefirieron pasar de puntillas sobre el hecho de la censura a Francisco, los “sabios” que cuidan la imagen de Somos Alcalá emitieron una nota de prensa felicitándose por la cancelación y dando a conocer a todos que la cancelación del concierto de Francisco se debió a razones políticas.

Como consecuencia de aquella nota les pregunté por redes sociales sobre el número de entradas por las que se canceló supuestamente el concierto pero decidieron no contestar al ciudadano Barcenilla por muy director de un pequeño medio de comunicación digital local que fuera, o quizá precisamente por eso. Lo que vinieron a demostrar es que, como la casta política que tanto critican, son capaces de usar la realidad de manera torticera para adecuarla a sus interés; vamos, nada nuevo para los que vemos la política desde la barrera desde hace muchos años.

Particularmente me ofende la falta de respuesta a todas mis comunicaciones por Twitter por la falta de educación que manifiestan. Pero esa actitud se identifica como un defecto personal y no tanto de una organización como es un partido político. No creo que todos y cada uno de los componentes de Somos Alcalá sean unos mal educados porque su organización no me contesta a través de las redes sociales, así que debo modificar mi percepción sobre la falta de respuesta.

No puedo valorar a Somos Alcalá como “mal educada”. El hecho de que no contestaran a mis mensajes en Twitter se tiene que deber a su incapacidad para dar una respuesta. A la pregunta del número de entradas vendidas para el concierto, no fueron capaces de contestar porque sabían que la nota de prensa emitida fue un enorme error político, que los argumentos dados eran falsos y que no son tan espabilados como ellos mismos creen.

Los “sintacha” tienen ya un marrón encima que les comienza a igualar al resto de partidos políticos locales porque todos tienen lo suyo.

Llego (Artículo publicado el 12 de septiembre de 2016 en la App de Portal Local)

Deja un comentario