Y otro Pleno

Hemos vivido una nueva edición del Pleno ordinario del Ayuntamiento de Alcalá y lo de ordinario, pocas veces le ha calificado mejor.

Cada mes que pasa, gracias a la retransmisión por YouTube, se aprecia mejor el desinterés de los ciudadanos por esta reunión de político, el escaso nivel de las intervenciones, la poca sustancia de las propuestas y, en definitiva, la mínima importancia que tiene. Hablamos del Pleno, donde se supone que se sustancia la representación de todos los vecinos pero me cuesta creer que haya muchos vecinos que se puedan sentirse representados. Todo está cocinado de antemano. Los argumentos de defensa o de ataque se basan en posicionamientos políticos que no de defensa del interés para los ciudadanos… en definitiva, un «bluf».

Porque, a pesar de lo que se hable y se apruebe en los Plenos, es papel mojado. El gobierno municipal puede hacer lo que le venga en gana. No tiene porqué seguir las instrucciones de las mociones aprobadas… legalmente es así. Y no es que lo aprobado asegure que los vecinos vamos a estar mejor porque nunca se aprueban mociones que vayan a la raiz de los problemas de este Ayuntamiento: el sobrecoste del propio Ayuntamiento.

(Artículo publicado el 20 de abril de 2016 en la App de Portal Local)

Deja un comentario